Image default

Corrientes: las pérdidas llegan a casi $ 70.000 millones

Así lo señaló un informe elaborado por las diferentes cadenas productivas de la provincia, como ganadería, arroz, forestación, yerba mate y cítricos

La situación en Corrientes por los incendios y la sequía es cada vez más dramática. Las pérdidas son cuantiosas y complejas de calcular, pero un informe elaborado por las cadenas productivas de la provincia reflejó que las pérdidas económicas ascienden a $69.056 millones. La cifra es hasta el pasado 16 de febrero y contemplando que hasta el momento son 785.238 las hectáreas quemadas. Las cinco principales actividades de la provincia que fueron relevadas son arroz, citricultura, forestación, yerba mate y ganadería.

En lo que respecta al arroz, las hectáreas sembradas en la presente campaña llegan a 96.000, cerca de un 45% de la superficie nacional, y ya hay un 25% de pérdida, que significan unas 200 millones de toneladas menos aproximadamente. Si esa pérdida se calcula un precio de la tonelada en $24.840, las pérdidas del sector llegan a 4.968 millones de pesos.

Además, los encargados de realizar el estudio, señalaron que “con la salvedad que todavía queda por cosechar el 50% aproximadamente de la superficie total, y si no llueve en los próximos diez días, la pérdida de productividad puede ser mayor”. A todo esto hay que agregar que el 65% del arroz sembrado en Corrientes se hace con agua de represa, y las mismas están con baja o nula reserva, con lo cual y si las lluvias no aparecen, peligra la próxima campaña.

Otra de las actividades productivas de Corrientes es la citricultura. La misma cuenta con 30.000 hectáreas, que están distribuidas en dos cuencas: una en la zona de Bella Vista, Concepción, y Mburucuya, y la otra en la zona de Monte Caseros y Mocoreta.

En la primera de las zonas mencionadas, hay cerca de 72 millones de kilos perdidos de fruta, las cuales a un precio de $ 25 el kilo, la pérdida económica asciende a 1.800 millones de pesos. A esto hay que agregar, que como está la situación ya se sabe que se perderá la cosecha de fruta del otoño e invierno, que para el caso de la zona serian unas 50.000 toneladas, lo que haría un total de 200 millones de pesos de pérdida.

La segunda zona sufrió un menor impacto climático por haber tenido un mejor registro pluviométrico, lo cual permitió una menor disminución de la productividad. En ese sentido, y en lo que respecta a la zafra 2021 que está por terminar, de las 20 toneladas por hectárea que se están cosechando, la calidad de la fruta es inferior a la campaña anterior, con lo cual la comercialización de la misma será directamente a la industria, significando un menor valor, pasando de 20 a 6 pesos el kilo. Y eso derivaría en una pérdida de 240 millones de pesos por un menor precio como consecuencia de la menor calidad de la fruta.

Forestación El informe de las cadenas productivas de Corrientes sostiene en lo relacionado al sector forestal, en base a datos oficiales, que al 18 de febrero se quemaron unas 31.265 hectáreas; ese día hubo grandes incendios entre los departamentos de Ituzaingo y Santo Tome. Consultores privados estiman una cifra total de perdida a esa fecha de 39.665 hectáreas aproximadamente.

A partir de un precio promedio de la madera por hectárea de $ 483.750 y teniendo en cuentas las hectáreas afectadas por los incendios, las pérdidas económicas ascienden a 19.200 millones de pesos, a lo que hay que sumar un costo de recomponer las hectáreas quemadas de 5.950 millones de pesos.

En lo que respecta al sub sector forestal, relacionado con la actividad del resinado, se afectaron 2 millones de plantas y las perdidas económicas llegan a 2.400 millones de pesos. Hay que recordar que Corrientes posee 550.000 hectáreas de bosques implantados, donde un 70% es pino y el resto eucaliptus, y es la primer provincia en superficie nacional.

Yerba Mate Actualmente la provincia de Corrientes posee 60.000 hectáreas cultivadas de yerba mate, representando un 30% del total nacional. El relevamiento señaló que hay unas 2.600 hectáreas perdidas por plantas muertas, por los efectos de la sequía y las altas temperaturas, y donde los productores tendrán un costo de recomponer las mismas de 1.040 millones de pesos. A eso hay que sumar un costo adicional de 832 millones de pesos de implantación de las hectáreas perdidas, que se deberá invertir en los próximos cuatro años posteriores a la implantación inicial). Además, se estima que las pérdidas de producción llegan al 50%, y serían unos 76 millones aproximadamente de kilos de hoja verde, que a un valor de $ 50 el kilogramo, arroja una perdida de 3.200 millones de pesos

+Noticias

Ozzy y Sharon Osbourne tendrán una biopic basada en su relación

SISTEMA DE NOTICIAS +R

La terrible historia detrás del “rebaño suicida” de 208 ovejas

Radio Hit Online

Éxito rotundo de la ‘White Party Tucumán’ edición Año Nuevo

Radio Hit Online