Image default

Quién fue Arturo Bonín: el Ciudadano Ilustre que llevaron al médico cuando dijo que quería ser actor

El actor bonaerense comenzó haciendo teatro a sus 16 años. Culminó una carrera con más de 60 años de teatro y varias telenovelas.

El actor Arturo Bonín murió este martes a sus 78 años luego de haber enfrentado un cáncer de pulmón. Actualmente formaba parte de la novela “La 1-5/18”.

Nació en Villa Urquiza el 11 de noviembre de 1943, comenzó haciendo teatro hasta y se inclinó por la actuación. Decidido a ser actor realizó distintos trabajos como “excusa para sobrevivir y poder seguir haciendo teatro”.

Bonín estaba acompañado por Susana Cart, su esposa desde hace casi 45 años, y por sus dos hijos. En la telenovela producida por Polka que tiene lugar en una villa de Buenos Aires, Bonín interpretaba a Ciro, el tío del Padre Lorenzo y Coty.

En cuarentena, tanto Bonín como Susana Cart, esposa y compañera del actor desde hacía casi medio siglo, estrenaron La persuasión, serie escrita por Erika Halvorsen y dirigida por Guillermo Berger, donde ambos compartían los papeles protagónicos junto a un elenco que completaban Dalma Maradona y Victoria Onetto, entre otros.

Trabajó hasta último momento. «Un actor que no tiene un proyecto o dos debajo del brazo es porque se murió ayer», había dicho en una entrevista bastante reciente.

Actuó en Bairoletto, Los pasajeros del jardín, Sentimientos, Otra historia de amor, Iluminados por el fuego y Contar hasta diez, y en una veintena de ciclos televisivos, como Montecristo, Vidas robadas o Dulce amor. En teatro, su espacio preferido para sentirse realizado, llevó adelante casi 30 obras, entre las que destacan Whitelocke, un general inglés; Illia, Código de familia y El conventillo de la Paloma.

De grande orientó su carrera hacia el compromiso social. En 2001 participó de Teatro por la Identidad -también junto a su esposa-.

Descripto como un actor «de perfil bajo ante los medios y proactivo a la hora de autogestionar sus proyectos», en los últimos tiempos tuvo eco su papel en La mujer justa, junto a Graciela Dufau, sobre adaptación de la novela de Sándor Marai.

Se lo vio en numerosas películas nacionales y en novelas y tiras cómicas, y probablemente uno de sus papeles más recordados hay sido la interpretación de Senador Nacional Enzo Bordabehere, en la película argentina Asesinato en el Senado de la Nación donde, junto a Pepe Soriano (Lisandro de la Torre en la ficción) recrearon los hechos ocurridos durante la presidencia de Agustín P. Justo.

«Cuando dije que quería ser actor, mi papá me llevó al médico. Se puso loco. Era un tipo bárbaro, pero agarró para cualquier lado. Estábamos a fines de los ‘50 y él imaginaba que el desarrollo pasaba por otro lado. Fuimos al clínico y le dijo: ‘Creo que me salió medio raro… quiere actuar’. El médico lo calmó, le dijo que no pasaba nada malo. Y mi viejo confió (en el médico) y me dio libertad».

Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, se consideraba «aprendiz de carpintero» y era tan fana de Boca que podía nombrar de un tirón algunas formaciones históricas de su equipo.

No se definía como una persona religiosa. «Nunca me tentó la mística. Yo no creo que haya nada más grande que el hombre. Si tengo que encontrar a Dios lo encuentro en un tango de Piazzolla».

 

 

+Noticias

UTA levanta el paro de colectivos pasado el mediodía

Radio Hit Online

«Hay tres generaciones que no saben lo que es el trabajo»

Radio Hit Online

Este jueves confirman el fallecimiento de otros 6 pacientes por coronavirus

Radio Hit Online