“Guerra contra la inflación”: descontento y “vergüenza” en la oposición tras el discurso de Alberto Fernández

Diputados de distintas fuerzas manifestaron en las redes sociales su desencanto con la alocución del Presidente

Tras el anuncio grabado de Alberto Fernández respecto a la lucha contra la inflación, dirigentes de distintos espacios políticos expresaron su posición respecto al plan del Gobierno de reunir a los distintos sectores para acordar medidas que permitan hacerle frente a la suba de los precios.

La titular de PRO, Patricia Bullrich, le dedicó fuertes críticas al mandatario. “Hemos visto un Presidente carente de liderazgo, que no pudo anunciar una sola medida para luchar contra el drama de la inflación”, consignó y lanzó: “Al final, la guerra ni siquiera fue un desfile”.

El senador mendocino Alfredo Cornejo consideró que “sin equilibrio de gastos e ingresos, sin bajar la emisión y sin incrementar la producción de bienes, no va a bajar la inflación”.

“Mucho relato y ninguna medida. Tendremos que seguir esperando algún anuncio, pero la experiencia nos señala no hacernos muchas expectativas”, disparó con ironía.

Otra figura de la oposición que también opinó fue María Eugenia Vidal. La exgobernadora bonaerense se sumó a los que consideraron que no hubo acciones en concreto y cuestionó la falta de abordaje de la emisión monetaria.

En declaraciones a LN+, Javier Milei fue muy crítico con el jefe de Estado. “Mientras el Presidente siga diciendo estas estupideces, vamos a vivir con la inflación como un calvario de por vida”, apuntó.

Por su parte, a través de las redes sociales, el ex ministro de Economía Alfonso Prat Gay calificó las palabras del mandatario como “bombas de sarasa”.

“El no anuncio. Otra vez sopa. Otra vez es culpa de otros. Otra vez no hay un plan. ¿De cortar con la maquinita no hablamos? Todo lo que se “anunció” ya fracasó y todos sabemos que no “estamos por el camino correcto””, sostuvo Vidal.

El titular del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, dijo que la situación interna del Frente de Todos compromete lo que busca el Gobierno.

“El Presidente llegó a la batalla contra la inflación muy débil por los embates de su propio partido. Para llamar a una gran acuerdo nacional se necesita fortaleza. Hoy no hubo anuncios, solo la insinuación del garrote de la Ley de Abastecimiento. Día 1 de la guerra: muy pobre”, sostuvo.

El diputado Alejandro Rodríguez, del Interbloque Federal, manifestó reparos al mensaje del mandatario. “Para enfrentar la inflación se requieren políticas que apunten a mejorar la oferta de bienes con más inversión para aumentar la producción, junto a una fuerte defensa de la competencia”, sostuvo a LA NACION y agregó: “De eso, hubo poco y nada en los anuncios”.

Rodríguez, cercano a Roberto Lavagna, remarcó: “El Ministerio de Economía sigue sin hacerse cargo de la inflación. Ponen al Presidente a formular anuncios de coyuntura, no políticas de Estado”.

El presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, no ahorró en descripciones y recurrió a una frase por la que fue cuestionado en su momento Martín Guzmán. “No hay plan. Ni una medida concreta contra la inflación y la emisión monetaria descontrolada. Solo se empecina en una receta fracasada: más controles y restricciones. Sarasa”.

En tanto, el diputado libertario José Luis Espert anticipó su rechazo a la posibilidad de implementar la Ley de Abastecimiento, que sugirió Fernández. “Con Carolina Píparo en #AvanzaLibertad fuimos los primeros en presentar un proyecto para derogarla e impedirle al Estado que controle precios y la producción”, señaló.

En la previa al anuncio, Espert había bromeado. “A 60 minutos que Alberto Fernández haga correr ríos de sangre contra las ratas que suben los precios”, escribió en Twitter junto a un video. Irónico, dijo que se encontraba “muerto de miedo”, respecto del calificativo de guerra que había elegido Fernández.

En Juntos por el Cambio, en tanto, el mensaje causó estupor. “¿De verdad, Alberto Fernández? ¿Eso fue todo?”, se preguntó el diputado radical bonaerense, Diego Rovella. Y agregó: “Una puesta en escena para anunciar algo sin anunciar nada”.

Luis Petri, otro legislador radical, también se hizo eco de las críticas. “La guerra contra la inflación: más controles de precios y ley de abastecimiento, la nada misma. El Gobierno de cientificos vuelve a apelar al precios y las amenazas de incautación de alimentos a empresas para frenar la inflación. De disminuir el gasto y la emisión, bien gracias”, dijo.

El presidente del bloque de Evolución Radical, el cordobés Rodrigo de Loredo, insistió en la falta de efectividad de las acciones que piensa poner en práctica la Casa Rosada. “Controles de precios, fondo formado con retenciones para subsidiar harina, ley de abastecimiento y lucha contra los “especuladores”. Si esa fue la guerra, ya la perdimos”.

Gabriel Solano, legislador porteño del Frente de Izquierda, eligió un sola frase para dar su impresión: “Que vergüenza Alberto Fernández, es una joda”.

En tanto, Hernán Reyes, diputado porteño por la Coalición Cívica, opinó que “pretender combatir la inflación con controles y restricciones en vez de reducir el déficit y la emisión monetaria es terraplanismo económico”. “El resultado es la asfixia de las PyMEs y el desgaste de la competencia. Llevamos años advirtiendo al Gobierno Nacional sin respuestas”, remarcó.

La diputada nacional del FIT Myriam Bregman también se tomó como una humorada el mensaje presidencial y lo asoció a un viejo dicho. “¡Ustedes no entienden! Cómo dice el dicho popular, soldado que huye sirve para otra guerra”.

El exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay definió en dos palabras su opinión: “bombas de sarasa”.

“¿Terminó el discurso de De La Rúa”, escribió Nicolás del Caño, un comentario que, más allá de las críticas al Gobierno, levantó polvareda entre los usuarios.

Previamente, Del Caño había criticado que Fernández saludara el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que, dijo, “tiene como uno de sus principales objetivos una alta inflación”. A su vez, recordó que una promesa de campaña del Frente de Todos en 2019 había sido “proteger la mesa de los argentinos”.

El economista Iván Carrino opinó que parte del plan que prevé lanzar el Gobierno se vincula con acciones que ya han fracasado. Dijo que habrá “controles de precios, ley de abastecimiento, subsidios cruzados, junta reguladora de pan”. Y añadió: “Lo mismo que hacemos hace 80 años y nunca sirvió para nada, salvo para dañar la producción”.

 

 

+Noticias

Aumento en la Tarjeta Alimentar: cuánto cobrarán las familias desde el próximo mes

Radio Hit Online

Sabrina Garciarena contó lo mal que lo está pasando: “Vivo una tortura”

Radio Hit Online

3 series románticas de Netflix para «desenchufarse» un rato

Radio Hit Online