Image default

Britney Spears, la princesa del pop que vuelve post #FreeBritney para recuperar su trono

Fue la estrella pop más grande los 2000 pero los escándalos y una oscura conservaduría la hundieron durante 13 años. Cómo salió de eso y qué sigue ahora.

Todos esperamos que la princesa del pop, heredera de la escena que coronó a Madonna, regrese, ahora libre, para hacer la música que quiere y como quiere. Pero ¿recordás realmente cómo llegó a pasar lo que pasó?

Britney fue de esas nenas a las que desde chicas les ponen todas las fichas para que sean estrellas. Nació en Kentwood, un pueblo de Louisiana, en Estados Unidos, un 2 de diciembre de 1981.

A los 3 años ya arrancó a tomar clases de danza, a las que después se sumaron canto y gimnasia artística. Con 8 años nada más fue a audicionar a Atlanta, Georgia para el Club de Mickey Mouse, un programa que originalmente fue creado por Walt Disney en 1955. Como era muy chica para entrar, tuvo que esperar 2 años más.

En 1992 finalmente entra al Club de Mickey Mouse con compañeros que tmb serían super estrellas más adelante como Christina Aguilera, Ryan Gosling y Justin Timberlake.

En 1994, el programa se cancela y Britney aprovecha para hacer una vida típica de adolescente. Para 1997 se aburre y envía un demo a varias disqueras de Nueva York ¿qué pasa ahí? varias la rechazan porque buscaban grupos como las Spice Girls o los Backstreet Boys, y decian que otra Madonna no iba a haber.

Una de esas, Jive Records, dice que sí. Y a partir de ahí todo es historia.

Sus dos primeros discos, “Baby one more time” y “oops i did it again”, encabezan la renovación del pop que iba a caracterizar / explotar los primeros años de la década del 2000. Con “Im a slave 4 u”, single principal de su tercer disco «Britney», llega esta presentación icónica en los MTV VMAs de 2001 que tuvo la famosa jaula, el tigre y la pitón.

Con “In The Zone”, su cuarto disco, que tenía toxic & “me against the music” ft madonna, se infló el fenómeno britney y creció también la presión de los medios.

A este discazo le siguen un par de secuencias que fueron carne de cañón para este periodismo de chimentos como lo fue casarse en Las Vegas y anularlo 55 horas después; comprometerse con el bailarín Kevin Federline tres meses después de conocerlo, y hasta sacar un reality show con él del que más adelante iba a tildar como una de las peores cosas que había hecho.

Con Britney y Kevin empezando una familia, la música pasó a un segundo plano y los medios empezaron a enfocarse en su vida personal. En septiembre de 2006 la pareja se separa y a principios de 2007 empieza a caer todo en picada: ¿qué pasa? por ese tiempo fallece su tía, Sandra, con la que era muy cercana, y su asistente personal Felicia deja de trabajar para ella después de años juntas.

Esta es la época en que va a rehabilitación por un día, se afeita la cabeza por la noche y los medios hablan de mental breakdown y hasta intento de suicidio.

En enero de 2008 un episodio confuso da pie a lo que conocemos como conservaduría que otorga tutela legal a una persona sobre los bienes de otra. Bajo esta figura legal saca 4 discos: «Circus», «Femme Fatale», «Britney Jean» y «Glory», y encabeza una residencia de dos años en Las Vegas llegando a dar hasta 100 shows.

Un podcast llevado adelante por fans de Britney se difunde un audio de una persona que era parte de su team legal que dice lo siguiente: 1. que fue su papá quien canceló la residencia en las vegas porque ella no quería tomar su medicación 2. que estaba en este centro psiquiátrico contra su voluntad desde enero por romper una regla que decía que “no podía manejar” y 3. que la conservaduría tendría que haber terminado en 2009, osea 10 años antes.

Acá nace el FREE BRITNEY, este movimiento para dar por finalizadala conservaduría, que recibe apoyo de celebridades de todo el mundo, asociaciones de derechos civiles y da lugar hasta manifestaciones en las calles.

Pasaron 6 años desde su último trabajo, «GLORY» y cuatro de su última gira. Desde 2019, cuando inició la lucha para finalizar la conservaduría, se negó a sacar música para justamente poder estar a cargo de sus propias decisiones.

Hace poquito había desactivado su perfil de Instagram pero ahora volvió y está súper activa: atardeceres, outfits, bailes, música. Lo que sea, se la ve feliz y eso es lo importante. Y si nos regala música, mejor todavía.

 

+Noticias

El último pedido de Enrique Pinti antes de morir

Radio Hit Online

Cómo usar una canción de Spotify como alarma en Android

SISTEMA DE NOTICIAS +R

Se separaron Cande Tinelli y Coti Sorokin y saltaron chispazos: “El está en España”

Radio Hit Online