Image default

Suecia triunfa contra el tabaquismo y el cáncer gracias a productos que Argentina prohíbe

Suecia se encamina a convertirse en un país libre de humo en 2023, con una reducción significativa en las enfermedades y muertes relacionadas con el cigarrillo. Las políticas para combatir el tabaquismo en Argentina van en la dirección opuesta

La reciente encuesta de opinión realizada por Ipsos y encargada por Somos Innovación ha arrojado nueva luz sobre las razones por las que los ex fumadores suecos recurren a los Productos de Nicotina Sin Combustión (PNSC) y los factores que influyen en su toma de decisiones. El estudio, titulado “La opinión de los suecos sobre las alternativas al cigarrillo. Uso de productos de nicotina alternativos entre ex fumadores” ofrece valiosos datos sobre las motivaciones que subyacen a la creciente tendencia de uso de PNSC entre los ex fumadores.

La encuesta de Ipsos revela que la preocupación por la salud es la principal motivación de los ex fumadores suecos para pasarse a los PNSC. Aunque las consideraciones sociales y económicas también desempeñan un papel, la mayoría de los ex fumadores dan prioridad a su salud por encima de todo.

La disponibilidad de una amplia gama de PNSC resulta crucial para dejar de fumar. Aunque el snus sigue siendo la opción más popular en Suecia, cada vez más personas recurren a alternativas innovadoras como las bolsitas de nicotina y el vapeo para dejar de fumar. Esto indica una creciente demanda de productos innovadores que ayuden a dejar de fumar.

Gracias a la creciente tendencia al uso de los PNSC entre los ex fumadores, Suecia va camino de convertirse en un País Libre de Humo en 2023. Esto se ha traducido en una reducción significativa de las enfermedades y muertes relacionadas con el tabaquismo en el país. De hecho, Suecia tiene la menor incidencia de enfermedades relacionadas con el tabaquismo de Europa y la tasa más baja de muertes prematuras por causas relacionadas con el tabaco. Además, las muertes por cáncer de pulmón en Suecia son menos de la mitad de la media de la Unión Europea (UE), mientras que el total de muertes por cáncer es un 38 por ciento inferior a la media de la UE. Además, las tasas de cáncer en Suecia son un 41 por ciento más bajas que en el resto de la UE. Estas impresionantes estadísticas demuestran el notable impacto que las PNSC han tenido en la salud pública y la calidad de vida de las personas.

En Argentina, las políticas para combatir el tabaquismo están en dirección opuesta a las de Suecia. En 2011, ANMAT prohibió la venta de dispositivos de vapeo, y recientemente, en marzo de este año, el Ministerio de Salud prohibió la importación, venta y publicidad de dispositivos para tabaco calentado. Estas medidas demuestran la tendencia del país y de los gobiernos provinciales a implementar políticas prohibicionistas que van en contra de los productos de nicotina innovadores y más seguros. Argentina debe aprender de las políticas suecas y abrirse a los PNSC que ayudan a reducir el daño del tabaquismo.

La encuesta de Ipsos y Somos Innovación ofrece valiosa información sobre la creciente tendencia de uso de los PNSC entre los exfumadores suecos y sus razones. Los exfumadores suecos se preocupan por su salud y esa resulta ser la principal motivación del cambio. Además, también valoran el acceso a una amplia gama de productos, sabores, niveles de nicotina razonables, precios asequibles y opciones personalizadas.

A la hora de elegir un PNSC, los consumidores dan prioridad al sabor y al nivel de nicotina. La mayoría de los consumidores necesitan encontrar un producto con el sabor y el nivel de nicotina adecuados a sus preferencias. Curiosamente, las mujeres tienden a hacer más hincapié en estos factores que los hombres, lo que pone de relieve la importancia de la adaptación y personalización del producto.

Un precio asequible también es crucial para que los fumadores se pasen a los PNSC. Según el estudio encargado por Somos Innovación, el 61 por ciento de los usuarios de PNSC creen que las opciones asequibles o más baratas que los cigarrillos son fundamentales para que los fumadores dejen de fumar. Esto subraya la necesidad de que los precios de los PNSC sean competitivos y se graven en función de su menor riesgo para animar a más gente a cambiar.

Es necesario que los gobiernos en todo el mundo apoyen la tendencia creciente de uso de PNSC y adopten un papel más proactivo para alentar a los fumadores a dejar de fumar. Los responsables políticos en Argentina pueden aprender de las políticas suecas y contribuir a reducir las tasas de tabaquismo y mejorar la salud pública mediante la regulación inteligente de los productos de nicotina innovadores y más seguros, en lugar de perseguirlos./Infobae

+Noticias

Una familia tucumana necesitó en febrero más de $77 mil para no ser pobre

Radio Hit Online

Solo Juan recorre sueños y desamores en su nueva canción «Lo que fuimos»

SISTEMA DE NOTICIAS +R

La negociación: Ucrania exige un alto el fuego y Rusia pide conversar «en silencio»

Radio Hit Online