Así fue el mercado de pases de Boca Juniors: una salida conflictiva, dos caras nuevas y los fichajes que están por llegar

0
17
Diego Martínez Boca
Diego Martínez arranca este sábado su ciclo oficial en Boca Juniors

¿El mercado de pases de Boca Juniors fue austero? Muchos podrían esgrimir una respuesta positiva por la sola presencia de Cristian Lema y Kevin Zenón al lado de Juan Román Riquelme en la presentación llevada a cabo el martes pasado en La Bombonera, pero el equipo liderado por Diego Martínez iniciará la Copa de la Liga 2024 con la misma cantidad de refuerzos que comenzó la Liga Profesional 2023, cuando en aquella oportunidad contrató a Bruno Valdez y Miguel Merentiel (llegó para la segunda fecha). Y, lo más importante para la dirigencia, mantuvo la base que llegó a la final de la Libertadores, algo que valoró en las últimas horas el presidente Juan Román Riquelme.

El debut oficial de Martínez en el cargo se dará este sábado con Platense después de una ventana de transferencias sin demasiados movimientos fuertes. La visita nocturna a Vicente López tendrá como gran ausente a Valentín Barco. El juvenil de 19 años se encuentra afectado al Preolímpico Sub 23 con la selección argentina, pero a diferencia de sus otros compañeros del Xeneize en la Albiceleste (Ezequiel Equi Fernández, Leandro Brey, Nicolás Valentini y Cristian Medina) ya se despidió de la Ribera, luego de haber ejecutado su cláusula de rescisión acordada en USD 10 millones para desembarcar en el Brighton de Inglaterra.

El lateral izquierdo, devenido en volante más adelantado por esa banda durante la estadía de Jorge Almirón, abrió un hueco difícil de llenar dentro del equipo porque su salida le quitó una alternativa de extremo al DT para generar explosión en el 1 contra 1. De hecho, su salida se produce en medio de un cortocircuito con el Consejo de Fútbol. Raúl Cascini había criticado sus maneras: “Quisimos renovarle de vuelta por cuatro años más, queríamos que Valentín siga creciendo en nuestro club. A veces, hay que ser agradecido en la vida”. La respuesta del Colo no tardó en llegar: “Desagradecido sería irse libre y le estoy dejando plata al club”. Y horas más tarde fue el propio Riquelme el que salió al cruce: “Lo que ha hecho el chico, para mí, está muy mal”.

La expectativa por la llegada de Kevin Zenón tendrá la obligación de dejar atrás a Barco en el corazón del hincha, luego de un fuerte tira y afloje entre Unión y Boca Juniors para llegar a un acuerdo. Con más de 100 partidos en primera, el hombre surgido del Tatengue tiene que afinar sus estadísticas en la red para engrosar sus números de 6 goles y 10 asistencias hasta el momento. Su arribo fortalece la competencia interna del mediocampo y suple un vacío en la zona medular, donde no estarán Equi y Medina hasta sus regresos del seleccionado conducido por Javier Mascherano. La apuesta de la dirigencia es absoluta tras abonar más de USD 3.400.000 por el 80% de sus derechos económicos.

De izquierda a derecha: Raúl Cascini, Cristian Lema, Juan Román Riquelme y Kevin Zenón
De izquierda a derecha: Raúl Cascini, Cristian Lema, Juan Román Riquelme y Kevin Zenón

En el plano defensivo, la llegada de Cristian Lema apunta más a una necesidad futura que a una obligación del presente. Este razonamiento tiene base en el cupo de extranjeros. Actualmente, el hexacampeón de la Copa Libertadores tiene a Edinson Cavani, Marcelo Saracchi, Luis Advíncula, Merentiel y Valdez. Podría traer uno más, pero en cada partido solo pueden firmar planilla cinco de ellos. Ese impedimento también sería un obstáculo para la llegada del atacante Carlos Palacios, de Colo Colo. En este sentido, las declaraciones del representante de Valdez en Versus Radio de Paraguay abrieron una puerta que se creía cerrada: “Bruno tiene que ver ahora, vi que se lesionó en Boca uno de los centrales (Marcos Rojo), la idea era que siga pero si no va a tener chances reales para pelear por el puesto, está más que claro que vamos a buscar un equipo para que salga”.

Esa exigencia de minutos no terminó de coincidir del todo con el nivel que mostró hasta el momento. El zaguero central de 31 años, que juega en la selección de Paraguay, disputó 34 partidos con esta camiseta. En su presentación, manifestó su intención de pedirle prestado a Riquelme el festejo del Topo Gigio, pero ni siquiera marcó goles para replicarlo. Quedó emparentado a situaciones muy puntuales en el clásico contra San Lorenzo, en un partido ante Unión en Santa Fe y la pifia que facilitó el gol de Enzo Díaz en el Superclásico de octubre pasado perdido 0-2 en condición de local.

Más allá de esto último, la inesperada lesión de Rojo previo al amistoso contra Gimnasia y Tiro en Salta es un detalle a tener en cuenta en el desembarco de Lema, un defensor fuerte en el juego aéreo para reemplazar a Marquitos, afectado por una serie de molestias musculares desde su contratación, en una zona sensible del campo. Además, Valentini estuvo hace poco en el radar del Olympiacos de Grecia, que elevó un ofrecimiento rechazado por el 70% de su pase. No fue el único que recibió sondeos porque Medina fue buscado por Botafogo.

La sorpresa de última hora, por el momento, parece ser el arribo del ex Rosario Central Lautaro Blanco. El lateral izquierdo de 24 años milita en Elche de España y hasta tuvo un llamado a la selección argentina. La tratativa se llevó a cabo en el más estricto silencio, a punto tal que conoció la luz cuando ya parece estar casi cerrada: “Para nosotros es una oportunidad creemos que buena”, resumió Riquelme.

Hasta ahora, la gran deuda pendiente del mercado es la falta de un volante picante en los últimos metros de la cancha. Una variante atrevida en el mano a mano que ponga de contrapeso el promedio de edad de 28 años, si se tiene de referencia a la formación dispuesta en el último amistoso contra Talleres. Y el hombre que más posibilidades tuvo de recalar fue Luka Romero. El mismo abuelo de la joya de la Selección reconoció el interés: “Luka ya le dio el OK. Si arreglan las condiciones, seguro va a ser jugador de Boca”. La confianza de su familiar contrastó con la negociación con Milan. La falta de acuerdo en las condiciones de un préstamo precipitó las charlas y, finalmente, se fue al Almería, último en La Liga de España. En ese mismo lugar de la cancha, sonó semanas atrás Matías Rojas, quien estaba en conflicto con Corinthians y le manifestaron la intención de tenerlo en condición de libre, pero terminó acordando su continuidad en Brasil.

Luka Romero Almería
Luka Romero ya se entrena con Almería

Por eso, el nuevo nombre apuntado es el de Palacios. El mediocampista ofensivo de 23 años puede jugar por ambos extremos y la dirigencia comenzó averiguaciones por su situación, ya que juega en el Cacique y tiene su pase compartido con Vasco da Gama. “Parece que hay algo concreto ahí. Vamos a ver que sea lo mejor para todos y obviamente lo mejor para mí”, declaró en charla con ESPN. “A nosotros nos parece un buen futbolista, técnicamente bueno”, lo elogió Román. Tampoco hay que descartar la aparición de un tapado para dar un golpe sobre la mesa en la recta final del mercado de pases, y de cara a lo que será la participación en la Copa Sudamericana, certamen en el que el Xeneize es claro favorito a la corona.

El ofrecimiento de Javier Pastore en Brandsen 805 solo fue eso, la declaración de amor de Lucas Torreira para vestir estos colores permanece solamente en un deseo, al menos de momento, y Arturo Vidal es otra de las tachaduras en el borrador después de coquetear con Boca e irse a Colo Colo. En ese sentido, otro de los jugadores que sonó en la institución fue el de Éver Banega. El rosarino de 35 años es un hijo pródigo de las Inferiores y tuvo una carrera exitosa en Atlético de Madrid y Sevilla, entre otros equipos, pero su marcha al Al Shabab de Arabia Saudita en 2020 lo sacó de los principales planos.

Tras desvincularse de esa entidad a principio de año, coqueteó con su vuelta al club porteño, pero finalmente fue oficializado como refuerzo de Newell’s, donde tuvo un corto paso en 2014. Diego Martínez tendrá un problema en ese sector de la cancha porque Jorman Campuzano aún no da garantías y su variante más inmediata, Pol Fernández, tiene características distintas a las del colombiano.

Ya con la mira puesta en el plantel, la presencia de Darío Benedetto destaca sobre el resto. El Pipa fue relegado de la titularidad por Miguel Merentiel y Edinson Cavani y se rumoreó la posibilidad de una salida. San Lorenzo manifestó su interés, también desde Brasil levantaron la mano, sin embargo el punta descartó su marcha en distintas oportunidades: ¿Si me quedo? Sí, sí… El día que yo me tenga que ir creo que tengo la personalidad suficiente y no necesito que nadie salga a hablar por mí. Lo voy a decir yo. Es el gran futbolista a potenciar, ya que el recuerdo latente del que llegó a ser puede ser una competencia de nivel para sus dos compañeros, en particular para Edi, quien cerró el año con una lesión muscular, tuvo una pretemporada distinta al resto en busca de su mejor versión y recién tuvo minutos contra la T.


* Las palabras de Darío Benedetto

Por último, hay un futbolista por el cual Martínez se deshizo en elogios durante su primera conferencia de prensa en el cargo. Jabes Esteban Saralegui, de 20 años, emergió con Almirón sobre el final de su ciclo con el rótulo de ser la joya de las Juveniles. Su capacidad goleadora como volante interno llama la atención, hasta el punto de haber sido uno de los goleadores de la Reserva. “Nos provocó una sorpresa. Lo ves entrenar y es un chico que tiene una proyección importante, cómo compite y escucha a los más grandes. Los juveniles van a tener el lugar importante que el club les da, tan importante como los más experimentados”, dijo el DT frente a los periodistas. Si una cuota de su calidad se plasma en Primera, olvidará con rapidez las negativas de Luka Romero y Matías Rojas. En esta mención a los juveniles, no es un detalle menor que el club dejó ir a más de 20 futbolistas entre juveniles que precisan rodaje, otros que se marcharon en libertad y experimentados sin lugar en el plantel desde hace tiempo.

El ciclo de Diego Martínez al frente de Boca Juniors será distinto a todos los entrenadores que pasaron por el cargo en más de una década. La pesada mochila por la Séptima Copa Libertadores no será tal y tendrá un año para devolverlo a la máxima cita continental. Sin embargo, los 16 años sin trofeos internacionales desde aquella Recopa Sudamericana 2008 amenazan con ser su espada de Damocles. “Soñé y me preparé para este momento”. Puesto por puesto, el mercado de pases es positivo, conservó la base del plantel subcampeón de la Libertadores, hay proyectos interesantes para seguir de cerca, ya se vio la idea del técnico en los amistosos y ahora llegó el momento de respaldarlo en los puntos.