Luka Doncic lidera la semana más ofensiva de la historia de la NBA con una exhibición memorable: “Casi me da un infarto”

0
16
Doncic
Luka Doncic durante el partido ante Atlanta Hawks (REUTERS). (Mike Stewart/)

Luka Doncic no sabía qué hacer en el asombro que él mismo había provocado. Caminó unos pasos tras anotar la última de sus canastas y liberó toda la energía con un grito que ya es historia de la NBA. Fueron los últimos puntos de los 73 totales que anotó ante Atlanta Hawks -cuarta mejor actuación individual de la historia en la NBA- sólo Kobe Bryant y Wilt Chamberlain, en dos ocasiones, han anotado más puntos en un partido. Los 73 puntos de Dončić llegan en la misma semana en que el pívot de los Philadelphia 76ers, Joel Embiid, elegido mejor jugador de la anterior temporada regular, anotara 70 puntos, récord también de su equipo.

El esloveno ha sido una revolución estadística desde que aterrizó en la NBA. Posee récord de todos los tipos: de precocidad, triples-dobles y anotación, eficiencia, asistencias y de presencias en el All Star con 25 años, pero esta madrugada ha decidido escribir con letras de oro en el libro de historia de la liga. Porque ante los Hawks, el equipo que le eligió en el draft de 2019, Doncic consiguió su máxima anotación de siempre y la cuarta en la historia de la liga: 73 puntos, una cifra que no se veía desde Kobe Bryant en 2006.

Únicamente superado por dos marcianos

Sólo Kobe Bryant y Wilt Chamberlain, en dos ocasiones, han anotado más puntos en un partido que el esloveno que firmó un partido casi perfecto. Doncic también batió ante Atlanta el récord de los Mavericks de más puntos anotados en medio partido, gracias a los 41 de la primera mitad -18 en el primer cuarto y 23 en el segundo-. Encestó 17 de 22 tiros de campo, incluidos 6 de 9 triples, en ese primer tiempo.

Superó con ello los 34 de la segunda mitad del partido de Dirk Nowitzki contra Utah Jazz en 2009. “Hay algunos jugadores increíbles”, aseguró Doncic el viernes cuando se le preguntó sobre la reciente racha de grandes actuaciones anotadoras. “Hay tanto talento en la NBA. No creo que haya habido nunca tanto talento. No lo sé porque no veía la NBA. Pero hay tanto talento en el juego que es solo una locura”, añadió, en declaraciones recogidas por Associated Press.

‘Navidoncic’

Hace poco más de un mes, ante los Phoenix Suns de Devin Booker brindó otra actuación memorable. Doncic puso 50 puntos, 15 asistencias, seis rebotes, cuatro robos y tres tapones. Consiguió, además, algo que él valora más que las estadísticas individuales y es la victoria de su equipo por 128 a 114 ante uno de sus grandes rivales. “Cuando este tipo de ‘premios’ vienen con una victoria, es más divertido. Fue un partido duro fuera de casa y ganamos. Por lo que más allá de mi actuación individual, ganamos el partido, así que estoy muy feliz”, expresaba Doncic tras finalizar el choque y haber hecho historia.

Con un triple lejano, muy lejano, prácticamente desde la pegatina de Suns, se convirtió en el cuarto jugador en la historia que anotaba 50 puntos en el Día de Navidad, uniéndose a Wilt Chamberlain (59 en el año 1961), Rick Barry (50 en 1966) y Bernard King (el último en lograrlo, con 60 en 1984). Lo hizo con un encuentro en el que también dejó atrás la barrera de los 10.000 puntos en la NBA, marca que ha superado con apenas 24 años y 301 días y habiendo jugado 358 partidos en la liga. Tan sólo le superan Michael Jordan, último en alcanzarlo en menos partidos (303). Wilt Chamberlain es el jugador que lo ha hecho en menos juegos en toda la historia (236). Elgin Baylor (315), Kareem Abdul-Jabbar (319), Oscar Robertson (334) y George Gervin (355). Doncic volvió a hacer de las suyas ante Atlante en una noche que le convierte en serio candidato a MVP de la liga.