“Manu está aquí”: la mascota de San Antonio atrapó un murciélago en medio de un partido de la NBA y causó la reacción de Ginóbili

0
35

Durante el encuentro de la NBA entre los San Antonio Spurs y los Minnesota Timberwolves en el Frost Bank Center, un momento insólito capturó la atención del público y los comentaristas cuando un murciélago ingresó a la cancha. El Coyote, mascota de la franquicia local, entró a la cancha vestido como Batman y con una red de mariposa en su mano: tras varios intentos logró capturar al invasor y desató tanto la celebración del público como la del escolta Devin Vassell.

Mientras el hombre disfrazado realizaba todos los esfuerzos posibles para atrapar al animal volador, la cámara de la transmisión oficial del partido enfocó en varias oportunidades a Emanuel Ginóbili. El argentino, que se encontraba en una de las plateas del recinto, mantuvo una sonrisa durante el inesperado espectáculo. El incidente sucedió poco después de que Victor Wembanyama, estrella novata de los Spurs, anotara un triple, llevando el marcador a 5-3 a favor de San Antonio.

¿Por qué enfocaron al bahiense? El protagonismo se debe a que en una oportunidad, en un cotejo ante Sacramento Kings jugado un 31 de octubre de 2009, Manu atrapó con su mano a un murciélago que ingresó al campo de juego, lo que despertó una ovación de los presentes. Pero la cosa no terminó ahí y el conflicto tocó la puerta de San Antonio, ya que desde la organización de las Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) dijeron que “la próxima vez Ginóbili se tome un par de minutos para pensar antes de actuar cuando la vida de alguien esté en riesgo”.

Coyote se llevó todas las miradas al atrapar al murciélago (Foto: USA TODAY Sports)
Coyote se llevó todas las miradas al atrapar al murciélago (Foto: USA TODAY Sports) (Scott Wachter/)

Lo negativo de la situación en aquel momento es que recibió una amplia variedad de inyecciones para evitar cualquier tipo de enfermedad que se pudo haber contagiado al pegarle el manotazo al mamífero. Aunque aquella noche anotó 13 puntos, la ovación fue por su instinto cazador y es recordado hasta el día de hoy. Esa intervención del argentino significó un precedente para que los jugadores no intervengan en este tipo de situaciones, que resultan ser comunes en el estado de Texas.

“Tengo como un millón de inyecciones para la rabia. Tengan cuidado, la rabia es una peligrosa enfermedad. Me las tuve que dar porque hablé con muchos especialistas. Tengo 12 aplicaciones de la vacuna en mi cuerpo ahora. Así que creo que voy a estar a salvo, pero no es algo divertido para hacer. Así que chicos no hagan esto en sus casa. No agarren murciélagos, no los aplasten. Tampoco hagan nada con los mapaches, porque si no les pasará lo mismo que a mí”, expresó Manu en aquel momento.

No es la primera vez que vinculan a Ginóbili con ese animal: durante un partido entre San Antonio Spurs y Brooklyn Nets, hubo una invasión de murciélagos que obligó a los árbitros a detener el partido. Mientras los basquetbolistas corrían para alejarse de los mamíferos, los relatores y el público pedían por la presencia del argentino. Lamentablemente para los espectadores, Manu ya estaba retirado y no estaba entre el aforo del AT&T Center.

La presencia de murciélagos en los juegos de los Spurs está relacionada con la cercanía del Frost Bank Center a Bracken Cave, hogar de la mayor colonia de murciélagos en el verano con más de 15 millones de ejemplares. A pesar de la interrupción, los de San Antonio lograron vencer a los Timberwolves por 113-112, mejorando su récord a 10-36 en la temporada.

EL RESUMEN DE SAN ANTONIO SPURS 113-112 MINNESOTA TIMBERWOLVES