Sumit Nagal, el tenista que pasó de tener 900 dólares en el banco a vencer a un cabeza de serie en el Open de Australia

0
33
El tenista indio, Sumit Nagal (Open de Australia)
El tenista indio, Sumit Nagal (Open de Australia)

Corría un caluroso mes de agosto de 1997 en Jahjjar (India) cuando Sumit Nagal llegó al mundo. Hijo de una familia humilde, su padre maestro y su madre ama de casa, comenzó a jugar al tenis a los ocho años. En categoría júnior, levantó un título de Grand Slam y pronto, en 2015, dio el salto al tenis profesional. Desde que saltase a la élite hasta que comenzase a ser un miembro recurrente en el equipo indio de la Copa Davis solo pasaron tres años. Pese a que ostenta dos títulos Challenger, su año decisivo fue 2019, cuando consiguió clasificarse al cuadro principal del US Open y ganar un set a Roger Federer en primera ronda.

El primer triunfo en un torneo grande llegó en 2020, cuando se plantó en la Arthur Ashe neoyorquina y batió a Bradley Klahn (era el primer indio desde Somdev Devvarman -2013- en ganar un partido del cuadro principal de un Slam). En la segunda ronda, fue derrotado por Dominic Thiem (cabeza de serie y ganador del torneo). Esta participación le permitió alcanzar su mejor posición en el ranking (122).

Sin embargo, como el buen vino, su crecimiento ha ido mejorando con el paso del tiempo. Cuatro años después y en un Grand Slam diferente (Open de Australia), Sumit venció a Aleksandr Búblik, cabeza de serie del torneo. “Orgulloso de poder estar clasificado para jugar a este alto nivel. He tenido muy buena sensación estas dos semanas. Es complicado jugar torneos de esta importancia y ya estoy deseando jugar el próximo”, reconocía Nagal en una entrevista con Infobae España, en la que adelanta que sus próximos torneos serán en la India: “Disputaré uno en Chennai y otro en Bangalore”.

Te puede interesar: Sumit Nagal, el tenista indio que pasó de tener 900 dólares en la cuenta a embolsarse 180.000 en un partido de Australia

Un camino complicado

Sumit se encontraba en uno de los mejores momentos de su carrera. Se había convertido en el segundo tenista indio mejor clasificado en el ranking individual, todo un referente en su país. Pero pronto le atizó algo que no se esperaba: lesión de cadera. “Me costó muchos meses de recuperación”, recuerda un Nagal completamente recuperado desde el verano de 2022. Esta pausa provocó su caída en el ranking. “Si no juegas, es normal, mira Rafa, no ha jugado en un año y ha caído en la clasificación”, asegura el actual 137 del mundo, que resalta que “lo más importante es mantenerse sano para poder participar en los torneos”.

Cuando parecía volver a encontrar la tónica competitiva, la vida de Sumit volvió a sufrir un revés. Esta vez en lo relacionado con cuestiones económicas. Se vio obligado a pedir ayuda a través de The Time of India asegurando tener “900 dólares” en su cuenta bancaria. “Esa es la misma cantidad que a principios de temporada. Un entrenador cuesta unos 80lakh al año (90.000 dólares)”, lamentaba el tenista. Tras vencer a Bublik y pasar a segunda ronda australiana, el indio se embolsó 180.000 dólares australianos (100.000 euros aproximadamente). “Es en los Grand Slam y en los Masters 1000 es en los que ganas dinero. Si no, tus ingresos son mínimos o pierdes dinero”, añade Nagal, que logró la ayuda de la Fundación Maha y la empresa de combustibles IOCL, quien le pagaba una mensualidad para que pudiese seguir luchando en el tenis.

Sumit confirmó que para reducir costes viajaba sin fisio a los partidos, haciendo uso del fisio del torneo en caso de necesitarlo. “En torneos como Australia, donde somos 128 jugadores, con que un 50% o menos de los tenistas utilice el fisio, se pone difícil el tratamiento y el tiempo con él. Si tienes fisioterapeuta personal puedes tener acceso a tantas horas como sea posible, mientras que a los de la ATP solo vas cuando realmente necesitas esa asistencia”, relata.

Te puede interesar: La cara y la cruz de Alcaraz contra Zverev: repetir el partido del US Open para desterrar el de las ATP Finals

Sumit Nagal celebra su victoria ante Alexander Bublik en la primera ronda del Abierto de Australia (AP Foto/Asanka Brendon Ratnayake)
Sumit Nagal celebra su victoria ante Alexander Bublik en la primera ronda del Abierto de Australia (AP Foto/Asanka Brendon Ratnayake) (Asanka Brendon Ratnayake/)

Pese a todos estos contratiempos, Sumit tenía claro su objetivo y no abandonó en el camino: “Me quedo en mi túnel y sigo centrándome, persiguiendo las cosas que quiero perseguir”. Los motivos que le hacen no rendirse, Sumit los tiene claros: “Tus objetivos, tus visiones, tus sueños, tu familia. Todas las personas que te apoyan y te aseguran que vas por un buen camino”.

Este buen comienzo de temporada lo motiva para, quién sabe, poder representar a India en los Juegos Olímpicos de París de este verano. “Estaría muy bien jugar los Juegos Olímpicos en una pista de tierra batida. Creo que es una oportunidad fantástica”, reflexiona Sumit, siendo consciente de que “la posición del ranking contará”. “El corte estará, seguramente, por encima del Top-90, así que, haré todo lo posible por estar ahí arriba, darme una oportunidad y representar al país”.

Cambiar el tenis en la India

Rohan Bopanna ha sido el último tenista que ha hecho historia en India. Tiene 43 años, juega en dobles y su victoria este miércoles, junto a Matthew Ebden, en los cuartos de final australianos, lo ha impulsado hasta el número uno del Ranking ATP en categoría de dobles. Hasta ahora, el foco mediático indio se centra en esta disciplina, pero Nagal espera que su actuación “motive a la gente a seguir centrándose en lo individual”. “Todavía hay que cambiar muchas cosas en el país para darles una oportunidad”, asegura, haciendo referencia a “organizar torneos, disponer de mejores instalaciones y de mejores entrenadores”. “Una vez que se cambien estas cosas, habrá más posibilidades de que muchos jugadores participen en los cuadros individuales”, zanja Sumit Nagal.