Unionistas y Tenerife, los últimos en beneficiarse de la “revolucionaria” apuesta de Rubiales en Copa del Rey para favorecer a los equipos pequeños

0
25
Los jugadores de Unionistas celebran tras vencer al Villarreal y pasar de fase, tras el encuentro de Copa del Rey en Salamanca, Castilla y León (España), en una foto de archivo. EFE/ JMGARCIA
Los jugadores de Unionistas celebran tras vencer al Villarreal y pasar de fase, tras el encuentro de Copa del Rey en Salamanca, Castilla y León (España), en una foto de archivo. EFE/ JMGARCIA (JMGARCIA/)

El Unionistas y el Tenerife son los dos únicos equipos que han conseguido pasar a octavos de final y que no juegan en primera. Ambos equipos dieron la sorpresa en una competición acaparada por los clubes de primera. Sin embargo, siempre hay alguien que da la sorpresa, que aprovecha la confianza de los grandes al saberse mejor que los pequeños para imponerse. El Unionistas lo hizo ante el Villarreal en un encuentro que no estuvo exento de polémica, con cortes de luz incluidos; mientras que el Tenerife lo hizo ante las Palmas tras imponerse con un 2-0. Y una parte de esta sorpresa es gracias a la “revolucionaria” apuesta de Luis Rubiales, expresidente de la Federación, en la Copa del Rey.

En la competición nacional siempre ha habido sorpresas, como la del Toledo ante el Real Madrid, a quien consiguió ganar por 2-1, o el Gramenet ante el Barcelona, que se alzó con la victoria por 1-0. Una de las campanadas más recientes fue la del Alcorcón ante el club blanco, a quien ganó por 4-0. Un partido que pasaría a la historia como el alcorconazo. Sin embargo, desde entonces el formato ha sufrido una serie de modificaciones para facilitar que los equipos pequeños lleguen más legos en la competición.

Te puede interesar: Los cuatro errores arbitrales en Copa del Rey que demuestran la necesidad del VAR

En ese momento, las fases eran a dos partidos, es decir, no solo había que ganar en casa, sino también en el campo del equipo de primera, lo que complicaba todavía más la eliminatoria. Y es que, jugar con la afición en contra y más en un campo de las dimensiones de clubes como el Real Madrid o el Barcelona se nota. Pero, en el año 2019, Luis Rubiales decidió dar un giro al torneo. “Teníamos que hacer algo para que la Copa tuviese sorpresas agradables que permitiesen soñar a todos los clubes”. De esta forma, implantó el partido único en lugar de los enfrentamientos con ida y vuelta.

Sin embargo, esta medida no ha sido lo eficaz que se preveía, dado que no ha favorecido que más equipos den la sorpresa de los que lo hacían antes de incluir esta modificación. En los últimos años, no ha habido grandes sorpresas en la competición. Las últimas han sido las del Unionistas, quien tuvo que ir a la prórroga con el Villarreal tras concluir los 90 minutos con un gol para cada equipo.

Te puede interesar: La manta de Bellingham, los billetes de la protesta, una catapulta y el apagón de Salamanca: lo que no se vio en Copa del Rey

Sin embargo, la electricidad, jugó una mala pasada. Durante la segunda parte, la luz titilaba y antes de llegar al tiempo añadido se apagó por completo. Tras 30 minutos de reparaciones, decretó la suspensión de un encuentro que se completará este lunes a las 16.30, donde los de Salamanca consiguieron imponerse en el marcador y pasar a octavos de final donde se enfrentarán al Barcelona este jueves.

El Tenerife se ha quedado en octavos tras caer ante el Mallorca

Por su parte, el Tenerife fue el otro equipo que dio la sorpresa en el torneo nacional. Recibía a Las Palmas en su campo y eso se evidenció durante el encuentro. Los blanquiazules dieron todo un festival de fútbol para el disfrute de los aficionados allí presentes. Parecía que las tornas se había cambiado y que era Las Palmas el equipo pequeño, quien se veía incapaz de hacer frente ante un todopoderoso Tenerife.

Así, los locales concluyeron el partido con un 2-0 que les dio el pase a octavos de final, donde se han enfrentado al Mallorca. Esta vez, de nuevo como locales, no fueron capaces de imponerse a pesar de aguantar todo el partido con el marcador en tablas, llegaron a la prórroga con la intención de dejarse la piel en el campo y lo hicieron. Pero el fútbol tiene esas cosas y en los últimos minutos el Mallorca consiguió hacerle un gol que le dio el pase a la siguiente fase. Ahora, las esperanzas de que un equipo pequeño llegue les en la Copa del Rey están puestas en el Unionistas.