Así llegó Laudelina, la tía de Loan, al Complejo Penitenciario de Ezeiza

0
41

La mujer quedó detenida ayer por la desaparición del chico de 5 años. Este sábado, fue trasladada a la unidad carcelaria. Ordenaron medidas especiales en torno a su familia

Laudelina Peña, la tía de Loan, llegó esta tarde al penal de Ezeiza, donde quedó alojada por orden de la Justicia. Está imputada por la sustracción y el ocultamiento del niño de 5 años, desaparecido en Corrientes hace más de tres semanas.

La tía de Loan quedó detenida en las últimas horas luego de confesar que plantó el botín del menor para entorpecer la investigación. Arribó a las 16.30 al Complejo Penitenciario Federal Nº4 de Mujeres, donde permanecerá alojada luego de la última declaración que la puso en el ojo de la tormenta. Allí estará encerrada en una celda individual para cumplir su prisión preventiva, y frente a la “conmoción pública” que generó el caso, con el fin de resguardar su seguridad.

Fuentes de la investigación indicaron a Infobae que Laudelina gozará de una excepción, y es la posibilidad de que mantenga una comunicación fluida con sus hijos “por medios tecnológicos”. Esta autorización se la brindaron luego de haberle negado el pedido para ser alojada en una cárcel cerca de ellos y debido al estado de vulnerabilidad en el que están los menores a partir de su arresto.

Es que, además de su mamá, los chicos tampoco cuentan con su padre, Antonio Benítez, quien también está detenido por la desaparición de Loan. Él hombre fue uno de los primeros cuatro sospechosos aprehendidos durante la investigación. Está acusado de ser partícipe primario del delito junto a Mónica del Carmen Millapi y Daniel “Fierrito” Ramírez.

De acuerdo con lo que indicaron las fuentes, los niños quedaron a cargo de Macarena, la hija mayor de Laudelina. Además, también se autorizó que la familia de Peña tenga custodia policial permanente y reforzar su seguridad en el domicilio por el “agravamiento de la protesta social”. Quieren evitar cualquier posible agresión contra la familia de la mujer.

La preocupación surgió luego de que un grupo de gente se agolpara este viernes frente al juzgado federal ni bien se enteraron que estaba siendo indagada por la jueza Cristina Pozzer Penzo, acompañada de su abogado José Codazzi.

Los vecinos estaban enojados desde hacía rato. Un puñado había cantado ofensas contra Laudelina. Luego, cuando la concentración comenzó a movilizarse desde la puerta del juzgado rumbo a la Fiscalía Federal de Goya, a cargo de Mariano de Guzmán, ese grupo minúsculo no se movió. Siguió con los gritos contra la tía del niño, que estaba a punto de ser trasladada.

Según las fuentes consultadas, Laudelina fue llevada a Buenos Aires en el asiento trasero de una camioneta Ford Ranger de la Policía Federal, custodiada por dos oficiales. El vehículo salió en horas de la mañana.

Sin embargo, la Justicia y el SPF no requirieron cuidados particulares para el traslado de Peña, como el resguardo de integridad física, un protocolo que se aplica para los detenidos de alto perfil que pueden provocar con su presencia situaciones conflictivas.

Laudelina permanecerá en una prisión del Servicio Penitenciario Federal, a mil kilómetros de su marido, Bernardino Ramírez, que se encuentra encerrado en la Unidad N°7 de Resistencia, Chaco. Es un penal que tiene entre sus muros a secuestradores y capos del hampa como César Morán de la Cruz, jefe narco de la Villa 31.

La detención de Laudelina Peña

Peña llegó ayer a las 13.40 al juzgado Federal de Cristina Pozzer Penzo acompañada de su abogado, José Codazzi. Contestó libre y voluntariamente las más de 60 preguntas que le realizaron.

Al ser consultada por la ubicación del cuerpo de Loan, si es que efectivamente está muerto, como dijo hace una semana, Laudelina aseguró no saberlo.

Luego aseguró que piensa que su sobrino está vivo, cuando una semana atrás declaró que Carlos Pérez, el principal detenido del caso, lo atropelló con su Ford Ranger y lo mató. Incluso, dijo ante un fiscal de la Justicia de Corrientes que María Victoria Caillava la había amenazado para que callara.

Los fiscales del caso, Mariano de Guzmán, Alejandra Mangano y Marcelo Colombo, habían pedido detenerla días atrás, ya que sospechaban que, precisamente, Laudelina había plantado el botín de Loan en el paraje Algarrobal para despistar la búsqueda. Tras más de 10 horas de declaración, quedó presa y pasó la noche en la sede del DUOF de la Federal, ubicado en las inmediaciones de la Fiscalía./Infobae

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí