Balearon en la cabeza a un conductor de una aplicación para robarle y está internado en grave estado

0
17
Policía bonaerense
La Policía tomó conocimiento del hecho gracias al llamado de la pasajera (Télam)

En medio de un intento de robo, delincuentes balearon en la cabeza a un hombre que trabajaba como conductor de una aplicación de viajes en Lomas de Zamora. La víctima quedó internada en grave estado.

El hecho sucedió el miércoles por la noche, cerca de las 21 horas, en las calles Pérez Galdós y Rodríguez, de la localidad de Villa Centenario, donde el hombre, identificado como Enrique Carlos Pohl, de 40 años, llegó a bordo de su Volkswagen Suran para dejar a una pasajera.

Luego de que la mujer abonara el viaje y descendiera del vehículo, Pohl fue abordado por dos delincuentes, uno de ellos estaba armado. De acuerdo con la información a la que pudo acceder Télam y según el relato de la pasajera, el chofer se resistió. Así, el hombre comenzó a forcejear con el delincuente y recibió un disparo en la cabeza. Inmediatamente, los asaltantes se dieron a la fuga.

La mujer que vio toda la secuencia alertó a la Policía sobre lo que había sucedido, por lo que un móvil se trasladó hasta el lugar y halló a la víctima baleada y ensangrentada sobre el asiento del conductor. Tenía el cinturón de seguridad puesto e, incluso, encontraron dinero en efectivo en su mano derecha y la billetera. Los delincuentes no se habían llevado nada.

Crimen conductor aplicación Lomas de Zamora
El lugar en el que ocurrió el hecho

En consecuencia, Pohl fue trasladado hasta el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, desde donde fue derivado hacia el instituto de Alta Complejidad del Bicentenario en Esteban Echeverría debido a la gravedad de su cuadro. Allí, permanece internado en terapia intensiva.

En paralelo, las autoridades intentan dar con los agresores. La causa quedó caratulada como “robo agravado por el empleo de arma de fuego en tentativa y homicidio en tentativa” y está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Lomas de Zamora. De esta manera, se ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona, así como el análisis de las huellas dactilares encontradas en el celular de la víctima y otras pericias.

Hace tan solo unos meses, dos choferes que trabajaban para una aplicación de viajes fueron brutalmente asesinados. Ambos crímenes sucedieron en González Catán, partido de La Matanza.

Uno de ellos es el caso de Carlos Maximiliano Mattias, de 28 años, quien, durante la madrugada del domingo 12 de noviembre, tomó un viaje sin saber lo que le esperaría. Su crimen fue descubierto en el cruce de las calles Manuel Arrotea y Juan C. Llerena, en el barrio El Talita. Hasta ese lugar llegó un patrullero alertado por un llamado al 911. Los agentes encontraron a la víctima dentro de su auto Chevrolet Meriva negro, en el asiento del conductor. Lo habían matado de un balazo. Además, presentaba golpes en la cabeza. El chofer fue trasladado de urgencia en el móvil policial al Hospital Simplemente Evita, donde murió.

La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo del fiscal Matías Folino, que dispuso que se investigue como un “homicidio agravado por el uso de arma”.

El mismo fiscal ordenó, horas atrás, la detención de dos adolescentes de 19 y 16 años por el crimen de Héctor Jorge Abraham Almirón, el chofer de 39 años que fue asesinado de un tiro en la espalda cuando fue a buscar pasajeros al barrio de Villa Dorrego de González Catán, a unas 45 cuadras de donde mataron a Mattias.

El cuerpo de Almirón fue hallado una semana antes cerca de la esquina de la avenida Doctor José Equiza y la calle Esteco, una zona periférica de casas bajas y calles de tierra de esa localidad de La Matanza. La Policía llegó a la escena tras el llamado al 911 de un vecino que vio al remisero tendido en el suelo, a unos metros del auto con el que trabajaba haciendo viajes, un Renault Logan negro modelo 2008.