Dos delincuentes murieron tras robar una camioneta en Quilmes y estrellarse contra un árbol

0
15

Una banda de delincuentes tuvo un trágico final luego de que sufrieran un brutal accidente cuando intentaban fugarse con una camioneta que habían robado en la localidad bonaerense de Quilmes. Los agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (PBA) informaron que dos de los ladrones murieron en el acto, mientras otros tres tuvieron que ser trasladados a un hospital cercano para que pudieran asistirlos.

El hecho ocurrió el sábado a las 19:22 horas aproximadamente en una vivienda ubicada en la calle Lisandro de la Torre al 5000, cuando los ladrones interceptaron a un vecino de la zona para sustraerle su camioneta Toyota Hilux, de color verde oscuro. Una vez que lograron arrebatarle el vehículo a su dueño, se dieron a la fuga en dirección hacia Avellaneda.

Luego de que se diera aviso a las autoridades, los delincuentes fueron reconocidos por un móvil del Comando Patrulla de Quilmes, por lo que se dio inicio a una persecución con el objetivo de detenerlos y recuperar el rodado robado. Momentos más tarde, los fugitivos tomaron la calle Ituzaingó y, antes de que llegaran a la intersección con Don Bosco, perdieron el control y se estrellaron contra un árbol y las rejas de una de las casas de la zona.

De acuerdo con las fuentes policiales a las que tuvo acceso Infobae, el impacto generó que las personas que viajaban en el asiento del conductor y el acompañante murieran en el acto, debido a que sus cuerpos quedaron atrapados en el habitáculo. Los dos masculinos no lograron ser reconocidos hasta el momento.

Robo y accidente en Quilmes portada
Hay dos delincuentes muertos y tres internados (PBA)

En cuanto a los tres pasajeros restantes, estos viajaban en la parte trasera de la camioneta y tuvieron que ser rescatados por el personal de los Bomberos Voluntarios. Después de que los heridos fueran retirados de los restos del vehículo, fueron trasladados al Hospital Iriarte de Quilmes.

Por el momento, solo uno de ellos fue identificado como Martín Rodrigo Konoval, de 19 años, quien habría sufrido heridas de gravedad producto de la colisión. Su estado de salud es “reservado” y tuvieron que intubarlo. En cuanto a sus dos cómplices restantes, todavía no fueron identificados, pero se encontrarían “estables”.

La investigación del caso fue asignada al titular de la Unidad Funcional de Instrucción N°3 del Departamento Judicial de Quilmes, Martín Conde, quien ordenó una serie de medidas a la Policía Científica para poder avanzar con el caso. De igual forma, el funcionario judicial todavía no definió el título que llevará la carátula de la causa.

Según las pericias realizadas en la escena del siniestro, los agentes secuestraron una pistola bersa calibre .22 mm con cargador sin municiones que se encontraba en el piso del asiento del acompañante, mientras que descubrieron que Konoval cargaba al costado de la cintura una pistola calibre .38 mm con tres proyectiles sin usar.

robo en Quilmes
La pistola que llevaba oculta uno de los delincuentes (PBA)

Hace algunas semanas, un robo reportado en un bar de la localidad de Bernal, perteneciente al partido de Quilmes, generó repercusión por los niveles de agresividad que adoptó un delincuente que apuntó con un arma a su víctima para robarle la mochila. El caso sucedió el pasado 4 de enero, cuando un hombre de 39 años compartía un café con un amigo en una cafetería que se encontraba a dos cuadras de distancia de la comisaría 2° del lugar.

Los dos amigos estaban sentados en una mesa ubicada en la vereda de la calle 9 de Julio al 80 hasta que un delincuente bajó de un vehículo marca Honda, con una pistola en la mano, y amenazó a uno de ellos para que le entregara su mochila, en la que llevaba una computadora portátil, su DNI y tarjetas bancarias.

En línea con las imágenes que captaron las cámaras de seguridad del local, la secuencia duró unos cinco segundos, debido a que la víctima no se resistió. La pesquisa quedó a cargo de la fiscal Ximena Santoro, de la Unidad Funcional de Instrucción N°7 de Quilmes, pero todavía no hay detenidos por el hecho.