El secretario de Estado inicia su visita a la Argentina para consolidar la relación geopolítica entre Milei y Biden

0
27
Luiz Inácio Lula da Silva recibió a Antony Blinken portada
El secretario de Estados Unidos, Antony Blinken, llega por primera vez a la Argentina para profundizar las relaciones geopolíticas entre Javier Milei y Joseph Biden (Andre Borges/)

La Casa Blanca hace una apuesta geopolítica en América Latina con Javier Milei: el secretario de Estado, Antony Blinken, protagonizará desde esta noche una gira relámpago de diecisiete horas en Buenos Aires para ratificar que Joseph Biden desea una alianza estratégica con Balcarce 50 ante la disruptiva agenda internacional de Lula da Silva que aparece como aliado de China y Rusia en la región y comparó a Israel con la Alemania Nazi por su ofensiva en Gaza para aniquilar al grupo terrorista Hamas.

El gobierno de La Libertad Avanza tiene un alineamiento simétrico con los intereses de la administración demócrata en América Latina. Milei tomó distancia de China, condenó la guerra de Rusia contra Ucrania, cuestionó las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela, apoyó la ofensiva de Israel en la Franja y es crítico del rol que juega Irán en Medio Oriente.

El Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos siempre intenta fortalecer las relaciones bilaterales con Brasil, pero en los últimos cuatro años todo se transformó en un lodazal diplomático entre Washington y Brasilia.

Jair Bolsonaro rechazó la agenda de Biden -el Cambio Climático, por ejemplo- y Lula da Silva sorprendió en DC por su cercanía a China y Rusia, y su explícito rechazo al legítimo derecho de israel de preservar su supervivencia como Estado.

En este escenario, el Salón Oval apeló al concepto de realpolitik y se volcó a construir una relación de cercanía que pueda colocar a Milei como referente obligado en América Latina. Lula se alejó de DC y Gustavo Petro, presidente de Colombia, giró en extremo a la izquierda. El poder aborrece el vacío, y Milei fue llevado hasta la primera fila.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden EFE)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden EFE) (ALLISON DINNER/)

La construcción del staff de Biden implicó un apoyo formidable en la negociación con el FMI, la visita de Milei al Ala Oeste de la Casa Blanca, las reuniones del jefe de Gabinete, Nicolas Posse, en la CIA y el Estado Mayor del Comando Sur, y la gira que el subsecretario de Estado para América Latina, Brian Nichols, coronó hace escasas semanas.

Esta plataforma de lanzamiento geopolítico, apoyada en una agenda de altísimo nivel ofrecida en Washington, puede quedar lista después del cónclave que protagonicen mañana Milei y Blinken en la Casa Rosada.

Milei recibirá mañana a Blinken junto a Posse, la canciller Diana Mondino, el ministro de Economía, Luis Caputo, la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y Gerardo Werthein, embajador designado ante la Casa Blanca.

La embajada de Estados Unidos en Buenos Aires posteó en las redes sociales un comunicado oficial informando sobre la agenda de trabajo que compartirán Blinken y Milei durante su encuentro en el primer piso de la sede de Gobierno.

javier milei antony blinken partida
Javier Milei y Blinken se reunirán en la Casa Rosada

Esa agenda tiene un minucioso wording diplomático que mimetiza la apuesta geopolítica de Washington respecto al mandatario argentino, la preocupación de la administración demócrata sobre la ofensiva de China en América Latina y la defensa de los derechos humanos ante los regímenes autoritarios que operan en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

“En Buenos Aires, el secretario Blinken se reunirá con el Presidente argentino Javier Milei para dialogar sobre asuntos bilaterales y globales, incluyendo el crecimiento económico sostenible, nuestro compromiso compartido con los derechos humanos y la gobernabilidad democrática, los minerales críticos, y la mejora del comercio y la inversión en beneficio de ambos países”, sostiene el comunicado oficial posteado en X por la diplomacia de Estados Unidos.

Antes de arribar a Balcarce 50 por la explanada, el secretario de Estado hará una rápida visita al Cabildo y caminará por la Plaza de Mayo hasta la Casa Rosada. Cerca de las 11.00 iniciará la audiencia con Milei y una parte de su Gabinete, después habrá un acotada conferencia de prensa, y a las 14.00, si no hay cambios en la agenda de Blinken, el avión oficial de Estados Unidos despegará hacia Washington.

En principio, Blinken no haría un sólo comentario sobre la decisión política de Milei de participar en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), adonde se aguarda un fuerte discurso de campaña de Donald Trump, probable candidato presidencial del Partido Republicano.

El jefe de Estado recibe a Blinken y por la noche viaja a DC para llegar a la CPAC después del mediodía. Junto a Milei sólo viajarán Karina Milei y Werthein, y los tres abordarán un vuelo de línea que hace escala en Miami.

Milei no tiene previsto un encuentro formal con Trump, pero en la Casa Rosada no descartan una Photo Opportunity entre ambos.

Trump va contra Biden, y Biden toma distancia de los aliados locales o extranjeros de Trump. Una posición personal que se conoce en Balcarce 50 y que no modificó la decisión de Milei: dos horas después del discurso de Trump, el mandatario argentino expondrá en la CPAC sobre libertad de mercados y monopolios.