“Mi papá me hace cosas malas”: detuvieron a un hombre por abusar de su hija desde los 7 años

0
14

“Mi papá me hace cosas malas, me tocó mis partes de adelante y atrás. Me abusa”. Siete años le costaron a M. Valdéz poner en palabras el calvario que llevaba atravesando junto a su padre, un hombre de 33 años identificado como Gabriel Alejandro Valdéz, quien en las últimas horas fue detenido por haber cometido reiterados abusos sexuales a su hija desde el 2017.

El arresto se produjo en Colón, provincia de Entre Ríos, donde el acusado fue interceptado por agentes policiales. Lo hicieron a partir de una orden de captura emitida en agosto de 2023, poco después de que salieran a la luz los numerosos episodios a los que este sometió a la menor luego de divorciarse de su madre. Desde entonces era buscado intensamente.

Los hechos fueron descubiertos por la actual pareja de la mujer, quien convivía con ella y el resto de sus hermanos desde hace tiempo como familia ensamblada en el partido bonaerense de Merlo. En este contexto, contó que de pronto comenzó a notar una actitud distante y extraña en la adolescente de 14 años, por lo que se acercó a charlar y preguntarle cómo estaba.

Al intentar entablar la conversación, el hombre visualizó una lastimadura en uno de sus brazos, sobre la cual le consultó. La respuesta fue un llanto desconsolado, seguido de una fuerte confesión: el causante de la herida había sido su padre biológico, quien también la manoseaba y abusaba de ella. “Me dijo que él la obligaba a que ella le tocara el pene”, contó en el marco de la causa a la que accedió Infobae.

Detuvieron a un hombre acusado de abusar a su hija
Los hechos denunciados fueron relatados por la propia víctima

A raíz del relato de la chica, este charló con su pareja y le sugirió que hablara con su hija a fin de anoticiarse de los hechos por su cuenta, los cuales fueron denunciados por ella luego. La víctima contó más detalladamente lo que había sucedido, señalando que todo había comenzado en 2017 -cuando tenía apenas 7 años– y en la casa de una de sus nuevas novias. Para ese entonces, Valdéz llevaba dos años separado de la mamá de la niña.

Comenzó con toqueteos en sus partes íntimas, que empezaron a ser más frecuentes a medida que pasaba el tiempo. Eran en la casa de sus parejas, en la casa de él y hasta en descampados. De acuerdo a uno de sus relatos, una vez asistieron a una cena familiar y Valdéz se la llevó durante más de una hora a ver el lugar “donde iban a festejar sus quince”. Se trataba de un predio cercano a donde se encontraban reunidos, donde también abusó de ella.

Acerca de este hecho puntual, tanto la madre de la niña como su pareja aseguraron haberle consultado al hermano del acusado si notó algo extraño aquel día. Este dijo que sí: le había llamado la atención los largos minutos por los que se ausentaron y, particularmente, cómo regresaron del lugar, señalando que la menor tenía pasto en el pelo y estaba encorvada en una postura de sumisa.

Además, la víctima aseguró que su padre también se había metido con ella en la cama y había intentado sacarle la ropa debajo de las sábanas -lo cual no concretó dado que ella comenzó a pegarle patadas para resistirse- y que hasta le llegó a mostrar videos pornográficos mientras le decía “vos tenés que hacer así”.

Fueron siete años de diferentes episodios de este estilo, que calló porque se encontraba amenazada por él. Si se lo contaba a alguien, el abusador le había asegurado que le haría lo mismo a su hermanastra, una niña menor de edad que nació fruto de la relación que actualmente mantiene el acusado con una nueva mujer.

Gabriel Alejandro Valdéz, de 33 años, finalmente fue detenido en las últimas horas por abuso sexual. Su causa quedó a cargo del Juzgado de Garantías N°5.