Revelaron cómo fue el crimen del joven que murió tras una pelea barrial en Rosario e imputaron a los sospechosos

0
17
Asesinato en Rosario
El lugar en el que murió Lisandro Gómez

La Justicia imputó a una madre y sus tres hijos por el crimen del joven que murió de una puñalada en el pecho en Rosario luego de que los fiscales recolectaran decenas de testimonios en su contra. Los sospechosos estaban detenidos desde el martes y permanecerán bajo prisión preventiva. Sin embargo, esta medida no recae sobre el principal agresor, debido a que es menor de edad. Durante la audiencia, los fiscales reconstruyeron el homicidio.

Se trata de Nadia Natalí V. (37), y sus hijos Victorina C. (20), Axel C. (19) y M. (menor de edad), quienes fueron detenidos durante la madrugada del martes horas después del asesinato de Lisandro Gómez, de 18 años.

Todo sucedió en la noche del lunes, en las calles Schweitzer y González del Solar, pertenecientes al barrio 7 de Septiembre, de la zona noroeste de Rosario.

De acuerdo con la información del medio local Rosario3, los fiscales Marisol Fabbro y Matías Edery plantearon en su acusación que la víctima estaba tomando una gaseosa con sus amigos en un kiosco cerca de su casa momentos antes de ser brutalmente apuñalado.

En un momento, Victorina pasó por el lugar con su hijo pequeño y mantuvo un entredicho con Gómez por un cruce de vieja data. El motivo principal habría sido que el joven le habría enviado a la policía tiempo atrás luego de haber sido detenido por equivocación, puesto que pretendían arrestar a uno de los ahora imputados.

Más allá de esta escena, el nombre de la víctima ya había aparecido en una escena delictiva. Fue el 29 de julio del año pasado, cuando balearon la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez y tiraron un papel en el que mencionaban su nombre junto al de otros miembros de Los Monos.

En línea con las declaraciones de los testigos, luego del intercambio de palabras que mantuvo con Victorina, la mujer regresó con su pareja, su madre y sus hermanos, quienes comenzaron a agredir a la víctima. Lo golpearon, le arrojaron una baldosa en la cabeza, lo que provocó que el joven pierda el conocimiento y, en ese momento, el menor de los detenidos lo apuñaló a la altura del tórax.

Asesinato - Rosario - Lisandro Gómez
La zona en donde los familiares de la víctima tomaron sus propias represalias contra los sospechosos de asesinato

Tras la herida mortal, el joven empezó a convulsionar y los agresores huyeron de inmediato. Pese a que Gómez fue traslado al Policlínico San Martín, murió al poco tiempo de ser ingresado debido a grave herida en su pecho.

De esta manera, los detenidos fueron imputados por el homicidio y los fiscales solicitaron a la jueza Silvina Lamas que dicte una prisión preventiva en contra de los tres mayores de edad. Ante esto, la defensora oficial planteó que dos de las detenidas tienen hijos menores de edad y mencionó que se logró conseguir una suma de 500 mil pesos para una fianza colectiva, pero la magistrada hizo lugar al pedido de Fabbro y Eddery e impuso una prisión preventiva por dos años. De igual forma, dejó abierta la posibilidad de evaluar otras condiciones en el caso de Victorina.

Los detenidos fueron arrestados luego de que la familia de Gómez haya tomado sus propias represalias contra los acusados, puesto que horas después del homicidio personas cercanas a la víctima se hicieron presentes en el domicilio de los detenidos.

Una vez allí, incendiaron y balearon la vivienda, pero todo finalizó cuando la Policía llegó al lugar. Así, los oficiales detuvieron a los implicados en el crimen y a otros 11 de los presentes por los disturbios. Frente al domicilio, los agentes recolectaron al menos siete vainas servidas.

Con este crimen, los homicidios sumaron 11 en lo que va del año en Rosario. Durante el fin de semana, se registró el asesinato de “Chaparrito”, un ladrón de la zona que tenía a maltraer a todo el sector del Parque del Mercado.

Al lado del cuerpo de “Chaparrito” los investigadores policiales hallaron una cuchara con restos de droga, un encendedor y un trozo de virulana. Por el momento, en la investigación –que también tiene a su cargo el fiscal Ferlazzo– no se desprende que haya habido personas que escucharan el momento del ataque. En este contexto, la violencia continúa en aumento en Rosario.