Tragedia en Mendoza: un joven de 20 años murió ahogado mientras hacía rafting

0
34
un joven de 20 años murió ahogado mientras hacía rafting en Mendoza
Nicolás Ciro Cottier Aguirre, el joven que falleció en Mendoza

Un trágico hecho conmociona este viernes a la región de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, donde un joven de 20 años murió ahogado en el río Mendoza mientras hacía rafting, una de las atracciones más elegidas por los turistas durante la temporada de verano.

La víctima fue identificada como Nicolás Ciro Cottier Aguirre y trabajaba en uno de los paradores ubicados en la localidad de Cacheuta, en el que se desempeñaba como instructor de la actividad que consiste en lanzarse al agua sobre algún tipo de balsa y navegar en dirección de la corriente.

Entre sus tareas, él era el encargado de explicarle a los visitantes cómo era la excursión que ofrecían y acompañarlos luego en el recorrido, el cual ya conocía por haberlo realizado en varias oportunidades.

Sin embargo, el incidente que terminó con su fallecimiento ocurrió más cerca de la noche, cuando ya había finalizado su jornada. Según informó la policía, sucedió cuando Aguirre se encontraba junto a otros compañeros realizando una bajada de rutina y el gomón en el que se transportaban se dio vuelta.

un joven de 20 años murió ahogado mientras hacía rafting en Mendoza
Así eran los gomones utilizados en el parador donde trabajaba la víctima

Las circunstancias en las que esto sucedió aún son materia de investigación. No obstante, hasta el momento la principal hipótesis es que fue debido a una crecida del río, la cual había sido alertada anteriormente. En este contexto, la víctima fue arrastrado por la corriente de agua y luego se ahogó.

Las autoridades mendocinas se anoticiaron de lo sucedido a partir de varios llamados a emergencias, que informaban que en zona de Cacheuta, a la altura de las termas, había una persona que estaba siendo arrastrada por la corriente de agua. De acuerdo a los detalles, ésta estaba pasando el Puente Colgante.

Inmediatamente se desplazaron hacia el lugar mencionado los efectivos de jurisdicción y de Bomberos Voluntarios y Cuartel Central al lugar, quienes procedieron a buscar al joven y realizar las tareas de rescate correspondientes a fin de salvarlo del agua.

El cuerpo de Aguirre fue visualizado por personal policial que sobrevolaba el lugar en un helicóptero, desde el cual lograron verlo a la altura de la Central Hidroeléctrica Álvarez Condarco. En consecuencia, fue rescatado por efectivos y trasladado hacia la zona de la Playita de Luján.

un joven de 20 años murió ahogado mientras hacía rafting en Mendoza
El joven era aficionado por los deportes de aventura

El fallecimiento de Cottier Aguirre fue constatado cerca de las 22. Tras la noticia, desde el Parador Camperro, ubicado en el kilómetro 26500 de la ruta 82, donde trabajaba, decidieron suspender la realización de cualquier actividad debido a la tragedia.

A través de su cuenta de Instagram, donde hacen promoción de sus excursiones, escribieron en un posteo: “Camperro informa que hasta nuevo aviso se suspenden todas las actividades, sepan disculparnos”.

La publicación acumuló cientos de ‘me gusta’ y recibió varios comentarios de usuarios que lamentaban la muerte del joven y enviaban sus condolencias a sus familiares y allegados.

El episodio se conoce días después de que otro hombre muriera de una manera similar en la misma provincia. Fue en el río Atuel, donde Hugo Llanos, de entre 40 y 45 años y nacionalidad boliviana, se encontraba junto a su familia, en plena celebración de un bautismo, cuando, cerca de las 18, decidió arrojarse a las aguas para refrescarse.

un joven de 20 años murió ahogado mientras hacía rafting en Mendoza
El comunicado de la empresa en la que trabajaba Nicolás

Comenzó a nadar, pero rápidamente comenzó a pedir auxilio a los gritos. Sin embargo, ninguno de sus seres cercanos lo ayudó: “Pensaron que estaba haciendo un chiste”, le informaron a la prensa local fuentes policiales.

Como rápidamente lo perdieron de vista, las risas le dieron paso a la desesperación, por lo que realizaron un llamado al 911. La policía acudió de inmediato al lugar para comenzar la búsqueda y el rescate de Llanos, pero pocos minutos después de su arribo recibieron un nuevo alerta telefónico, de un testigo que vio a un hombre flotando boca abajo y siendo arrastrado por la corriente del río.

Junto a otras personas, habían retirado al hombre del agua y comenzaron a realizarle maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) bajo las indicaciones del Sistema de Emergencias Coordinado (SEC), aunque sin éxito. Llanos fue trasladado a un centro de salud, pero ni en el camino ni una vez allí lograron devolverle la vida.