Un preso de Mendoza se fugó por un agujero del móvil policial en el que era trasladado

0
23
El agujero de la furgoneta policial por el que escapó el recluso. Foto: Marcelo Ortiz. Diario Mendoza.
El agujero de la furgoneta policial por el que escapó el recluso. (Foto: Marcelo Ortiz. Diario Mendoza)

Una insólita fuga, prácticamente de película, ocurrió el pasado lunes en la provincia de Mendoza. Un preso que era trasladado junto a otros detenidos escapó por un agujero que había en el piso del móvil policial en el que se encontraba. Fue recapturado horas más tarde.

El protagonista de esta historia es Roberto Carlos Bairac, un hombre de 41 años que está imputado de los delitos de “abuso sexual agravado por el uso de arma de fuego, violación de domicilio, coacciones agravadas por el uso de arma de fuego, en concurso real, y homicidio en grado de tentativa”.

El hecho ocurrió el lunes a las 10.20, en calle Urquiza y Lateral Norte del Acceso Este, en la localidad mendocina de Guaymallén. Bairac se encontraba siendo trasladado junto a otros 12 detenidos, de los cuales cinco iban de regreso a la Penitenciaria provincial de Boulogne Sur Mer, mientras que los otros siete presos eran llevados a Sanidad Policial.

Según informaron fuentes policiales, el móvil de traslado tenía una perforación de entre 40 y 50 centímetros en el suelo, el cual fue aprovechado por Bairac para escapar cuando la unidad se detuvo en un semáforo.

De acuerdo a los voceros, el detenido logró salir del móvil sin ser advertido por los cuatro efectivos de custodia, quienes recién notaron la ausencia de uno de los presos cuando llegaron a Sanidad Policial.

En este contexto se dio aviso a todas las unidades policiales para dar inicio al operativo de recaptura. Durante la búsqueda los integrantes de la fuerza provincial lograron averiguar que Bairac iba en un taxi hacia la zona de Rodeo de la Cruz o Corralitos. Al parecer, el taxista activó la alarma de pánico conectada con la base de Control Satelital, por lo que la Policía comenzó a seguirlo, pero una vez localizado, Bairac ya no estaba en el mismo.

En esas circunstancias, el chofer comentó que fue abordado por el hombre en las paradas de colectivos ubicadas en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Mendoza, quien se cubrió las esposas con trapos para no despertar sospechas.

El taxista indicó que al llegar a la zona de Rodeo de la Cruz, intuyendo que era perseguido, el preso descendió del rodado en la rotonda de Salcedo de Guaymallén. Allí buscó otro medio para continuar su fuga. Se subió a una bicicleta y escapó de esa zona.

Frente a esta situación, personal de la comisaría 9na. de Guaymallén amplió el rastrillaje con drones. Finalmente, el hombre de 41 años fue recapturado en el Barrio Grilli Sur, frente a la Manzana J Casa 4.

Quién es el preso que escapó por el agujero del móvil policial

Apodado como el Chinaco, desde hace más de una década que viene siendo sindicado junto a sus hermanos por robos, tiroteos y amenazas, informó el portal mendocino El Sol. Actualmente está imputado por el intento de asesinato de una joven de 20 años ocurrido el pasado jueves 4 de enero. Por el mismo hecho hay otro detenido: Ezequiel López Peletay, quien le disparó en la cabeza a la chica que sobrevivió de milagro gracias a que el proyectil ingresó pero salió justo detrás de la oreja sin generarle daño en el cerebro.

A “Chinaco” Bairac se lo acusa de abusar sexualmente de la misma joven. La causa quedó a cargo del fiscal de Homicidios, Carlos Torres, quien imputó a Bairac y ordenó el traslado a prisión que se estaba llevando a cabo cuando se fugó del móvil.

Con información de Agencia Télam.