Facundo Moyano se reunió con Guillermo Moreno para “reorganizar el movimiento peronista”

0
34

Tras la derrota electoral de 2023, el universo peronista empezó a reconfigurarse. Sin liderazgos claros y con un gobierno liberal que avanza con su plan económico, resurgió discursivamente la figura de quien fuera secretario de Gobierno durante la presidencia de Néstor Kirchner y el primer mandato de Cristina Kirchner, Guillermo Moreno. Otro dirigente que volvió al ruedo es el secretario adjunto del gremio de trabajadores del peaje y ex diputado nacional, Facundo Moyano, que también empuja la rediscusión de la conducción en el peronismo. Ambos se juntaron este lunes.

Moyano invitó a Moreno a un encuentro en la Fundación Estrategia Argentina. Desde finales del año pasado que el titular adjunto del Sindicato Único de Trabajadores del Peaje (SUTPA), ha resurgido a la escena pública, luego de haber renunciado a su banca como diputado nacional por el Frente de Todos. Su postura ha sido crítica a las decisiones internas que tomó el peronismo y ahora como oposición busca rediscutir liderazgos y roles.

Casi la misma senda transita Moreno. El ex secretario de Comercio ha tomado un lugar huérfano tras la derrota del peronismo. Se ha convertido en una de las figuras con mayor exposición mediática dentro de la rueda dirigencial. Tiene programa propio y es panelista en la señal C5N.

“Tenemos mucho para hacer, es un encuentro generacional. Los veteranos y los jóvenes tenemos que estar en la mesa de decisiones”, planteó Moreno. También le dijo al dirigente sindical que tiene “mucho para darle a la causa”.

Facundo Moyano Guillermo Moreno
Guillermo Moreno en la oficina de Facundo Moyano

Además, el ex precandidato presidencial por el espacio “Principios y Valores”, planteó que “tenemos que reestructurar el movimiento peronista porque somos la única esperanza de la Argentina y tenemos que hacer un bueno gobierno. Solo se hace un buen gobierno, desde la doctrina (peronista)”.

Asimismo, lo convocó a “reorganizar el movimiento”. Moyano, por su parte, planteó que Moreno es un gran dirigente y habló de “trabajar herramientas concretas para la reconstrucción de nuestro movimiento”.

Pese a su mirada crítica, Moyano participó de la movilización de la semana pasada que convocó la CGT, pese a que uno de sus hermanos, Pablo, es el cotitular de la central obrera y la relación entre ambos no transita su mejor etapa.

Este paro tendría que haber sido hace dos años. Si hubiera sido hace dos años, los trabajadores no estarían en esta situación. Es una manifestación de rechazo a determinadas medidas, algunas que van a fondo con cuestiones laborales”, planteaba desde la plaza de los Dos Congresos en diversas entrevistas y cuestionaba a la dirigencia de la CGT a quiénes le pedían autocrítica. Cuando fue consultado por estas declaraciones, Pablo Moyano fue punzante: “De la farándula no opino”.

Quienes frecuentan al gremialista de los peajes deslizan que uno de los objetivos es la conducción del PJ nacional que aún preside el ex mandatario Alberto Fernández y del justicialismo bonaerense, que hoy ostenta Máximo Kirchner. En el caso del PJ bonaerense, aclaran que la intención no es ir por la presidencia partidaria; pero sí para discutir el rumbo.

Una de las figuras que mira el dirigente sindical es la del gobernador bonaerense Axel Kicillof. El año pasado, ambos mantuvieron un encuentro en la gobernación bonaerense que sorprendió. El mandatario provincial hoy está enfocado en cómo sobrellevar y administrar la reducción de recursos nacionales y el impacto que puede tener la ley ómnibus y el DNU a la vida diaria de la administración bonaerense. Sin embargo, se erige como una figura central en el rol opositor del peronismo al ser el gobernador de la provincia de mayor volumen político.

Facundo Moyano, Antonio Moyano y Axel Kicillof
Facundo Moyano, Antonio Moyano y Axel Kicillof

En tanto que la exposición de Moreno despertó la intención de un intendente del conurbano para que el ex funcionario presida el PJ nacional. El intendente de Ezeiza, Gastón Granados, deslizó días atrás: “Terrible cuadro del movimiento nacional peronista el compañero Guillermo Moreno, como militante de la causa nacional y popular me encantaría que conduzca los destinos del PJ nacional”. Tras ello, Granados compartió una foto con el ex secretario de Comercio y el senador bonaerense, Sergio Berni. Días atrás, Moreno también se reunió con la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi.

Hay un cortocircuito político entre Moreno y Kicillof que data de la gestión de Cristina Kirchner, cuando el hoy mandatario provincial era el ministro de Economía. “A Axel lo votamos para que sea gobernador, el problema es cuando habla de Economía. Cuando no habla de Economía está perfecto”, bromeó el panelista de C5N con un dejo crítico sobre la figura del mandatario bonaerense.