Ley ómnibus: el Gobierno advirtió que “no se puede debatir todo el año” y deslizó la posibilidad de emitir nuevos DNU

0
35
Guillermo Francos
Guillermo Francos, ministro del Interior (Etienot, Federico/)

Después de intensas negociaciones para asegurar el avance de la ley ómnibus en la Cámara de Diputados, el ministro del Interior, Guillermo Francos, advirtió que “no se puede debatir todo el año” y deslizó la posibilidad de que el Gobierno emita DNU para llevar adelante las reformas que necesita hacer.

A pesar de las modificaciones recientes consensuadas con la oposición dialoguista, Francos subrayó la urgencia de realizar estos cambios y defendió el uso de Decretos de Necesidad y Urgencia (DNUs) en situaciones de crisis.

“El DNU es una norma que está prevista en la Constitución Nacional, que la han usado todos los gobiernos y está claro que este gobierno recibió el peor país que haya recibido cualquier otro presidente en el período democrático, ¿no?”, remarcó al defender la medida oficial en diálogo con TN.

Y agregó: “Este gobierno tenía la urgencia y la necesidad de dar señales importantes y rápidas a la sociedad; las dio con las primeras medidas económicas que tomó el gobierno y las dio con el DNU, marcando un norte diciendo bueno vamos hacia un país con más libertad y eso a mí me parece importante”.

Durante la entrevista, el ministro se preguntó: “¿Nos podemos pasar un año debatiendo en el parlamento una reforma con la situación que tiene la Argentina?, Y él mismo respondió: “No. Digamos, ¿cómo se administra la crisis si no tienes instrumentos legales? Eso es lo complejo. Por eso digo, una cosa es la opinión de la academia y otra cosa es la de quien tiene que gobernar con la constitución, repito, no sin la constitución”.

Al referirse a los cambios que se introdujeron en la Ley Ómnibus por pedido de la oposición, el ministro remarcó que los cambios más significativos fueron en materia de retenciones. “Dadas las urgencias económicas y el problema fiscal y la necesidad de llegar rápidamente al déficit cero, se habían puesto una cantidad de retenciones a las exportaciones en distintas magnitudes”, recordó.

“Algunas eran difíciles de ser soportadas por las economías regionales y ahí muchos gobernadores y muchos legisladores nos han planteado el tema de distintas áreas que nos pareció que era atendible modificar. Y las modificamos. Hay muchas de las retenciones correspondientes a productos de economía regional en las que las hemos llevado a cero”, detalló al respecto.

Entre las preocupaciones que plantean los gobernadores, Francos reconoció que algunas otras están relacionadas con las políticas petroleras. “Ayer me llamaba un gobernador como a las doce de la noche preocupado porque había salido en un portal que el gobierno de Milei estaba enojado con las provincias petroleras, entonces le iba a poner una retención del quince por ciento a la exportación de petróleo. No hay nada más lejos de la realidad”, dijo.

En ese sentido, remarcó que “el presidente quiere que se exporten nuestros productos, sobre todo los que generan un ingreso de divisa fuerte para el país, que son necesarios” .

Otro de los temas que más divide a los diputados es el tema de la movilidad jubilatoria. “Nadie tiene una fórmula adecuada para esto y ha habido varios fracasos en este tema”, reconoció Francos, y reiteró que lo que proponía el Ejecutivo es darse la facultad para fijar las actuaciones de las jubilaciones. ”No hay un acuerdo en el Congreso, entendemos, para delegar esa facultad al ejecutivo. Por lo tanto, estamos viendo dos o tres alternativas diferentes para tratar el tema”, deslizó.

Francos también destacó que el paro convocado por la CGT no intimidará al Gobierno: “Un paro no va a amedrentar al Gobierno nacional. El gobierno nacional tiene convicciones firmes sobre lo que está haciendo”.

Y con respecto a las reformas laborales, que es otro de los aspectos que más molesta a los dirigentes, afirmó: “Hay temas que tienen que ver con las obras sociales que por ahí generan algún impacto en las organizaciones. Pero lo que yo sí he visto es un apoyo enorme de distintas asociaciones que nuclean empresas de distinto tamaño también, pero muchas PyMEs que nos piden por favor que avancemos y que se rija la ley de reforma de contrato”.

Mientras el gobierno insiste en llevar adelante el ajuste necesita para terminar con el déficit, la sociedad sigue dando pelea contra la inflación y la falta de actualización de salarios. Consultado sobre hasta cuándo podrá aguantar la gente que cada vez más se le imposibilita llegar a fin de mes, Francos fue contundente: “Sabemos que en estas circunstancias el capital político también se erosiona por la situación de dureza que vive nuestra economía, que no es responsabilidad de este presidente. Eso también aclaremos bien, ¿no?”.