Nicolás Massot aseguró que al Gobierno no le interesa aprobar la ley y puso en duda la sesión en Diputados

0
14
Entrevista a Nicolás Massot
Nicolás Massot

El diputado nacional Nicolás Massot puso en duda que mañana finalmente se debata la Ley Ómnibus en la Cámara Baja y apuntó con crudeza contra el Poder Ejecutivo por el rumbo que tomaron las negociaciones en las últimas horas: “No puedo no pensar que el Gobierno no tiene ningún interés en esta ley, lo único que quiere es construir un enemigo”.

La visión del legislador que integra el bloque hacemos Coalición Federal que lidera Miguel Ángel Pichetto se explica en las diferencias de criterio con las que se enfrenta. Según explicó, acuerdan con el ministro del Interior Guillermo Francos cuestiones que luego son negadas públicamente por voceros del oficialismo e incluso por el propio presidente Javier Milei.

Por ejemplo, puntualizó que ayer Francos habló con los gobernadores sobre la coparticipación del Impuesto País. También dialogó sobre la posibilidad de reinstaurar los artículos del capítulo fiscal sobre los cuales había un consenso. Pero minutos después la oficina del Presidente aseguró por redes sociales que esa discusión que habían presenciado 40 interlocutores no había existido.

“Pero con todo esto que decís, se desprende que la ley mañana no la van a tratar”, indagó Ernesto Tenembaum en Radio Con Vos.No lo sé, el Gobierno va a tener que cambiar”, respondió Massot.

“¿Vos querés basurear a los diputados y a los senadores? Bueno, pero hay 24 gobernadores que fueron electos antes, entonces se tienen que sentar y arreglar el equilibrio fiscal de todos y consensuar leyes. Esto es una República, uno no gobierna por decreto ni a discreción”, señaló luego de considerar que “es muy difícil” ejercer el rol que ocupa Guillermo Francos, cuando “no tenés la autoridad de tu gobierno” y a cada rato “te desautorizan“ desde presidencia.

En la misma sintonía crítica, el diputado nacional consideró que el principal problema que hay es que “por momentos se entabla una discusión acorde a las circunstancias, que es la de un Gobierno con una minoría franca”, y de repente todo se derrumba por actitudes incomprensibles de Milei y sus representantes: “Cada tanto se acuerdan de que su manual de campaña dice que ellos no negocian, entonces patean la mesa y todo empieza de nuevo”.

En ese contexto incluyó como un claro y lamentable ejemplo lo que pasó ayer por la noche en el CFI: gobernadores, legisladores dialoguistas y dos funcionarios del gobierno nacional habían acordado de palabra que se iba a coparticipar el 30% del Impuesto PAIS, pero minutos después desde el Poder Ejecutivo desactivaron esa posibilidad. “A la media hora (de esa reunión), en una más de las desautorizaciones que ha sufrido el ministro Francos, nos responden por redes sociales que no era así, que no se había hablado lo que 40 personas atestiguamos… Es muy difícil así”, remató.

Noticia en desarrollo