Reunión con la Casa Rosada: los gobernadores de la UCR y el PRO le pidieron a Milei más cambios en la Ley Ómnibus

0
17
reunión de gobernadores de juntos por el cambio
Reunión con la Casa Rosada: los gobernadores de Juntos por el Cambio le pidieron a Javier Milei más cambios en la Ley Ómnibus

Minutos después de las 20, el Gobierno aceptó el pedido. Una notificación deambuló por los WhatsApp de los 10 gobernadores de Juntos por el Cambio (JxC). “Hay Zoom con (Guillermo) Francos ahora. Los que pueden, entren”, dijo uno de los mandatarios. El link de la plataforma de reuniones convocaba a las provincias a una mesa de diálogo virtual con el ministro del Interior de la Nación. El motivo era discutir los cambios a la Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos —bautizada Ley Ómnibus por la opinión pública— que impulsa Javier Milei. A última hora del domingo, los presidentes de los bloques dialoguistas del Congreso recibieron un documento que contenía las modificaciones que la Casa Rosada aceptaba. El texto no contentó a la oposición y los jefes provinciales presionaron para que los atienda un interlocutor válido del Presidente.

Pasadas las 20, los gobernadores ya estaban reunidos ayer con Francos. Algunos se fueron sumando tarde, pero quisieron estar presentes de todas formas. Varios estaban en Buenos Aires, con agenda de gestión, otros en sus provincias, algunos afuera de Argentina. Durante la conversación, el ministro del Interior hizo un racconto de la situación actual en la que quedaría la Ley Ómnibus a partir de los retoques que Milei aceptó. Se trata de cambios que surgieron pedidos por los propios mandatarios de la Unión Cívica Radical (UCR) y del PRO, así como también de organizaciones de distintos aspectos del sector privado que se vieron afectadas por el proyecto de 664. El cónclave no fue bueno, no hubo acuerdo y las partes quedaron en seguir dialogando.

Participaron Leandro Zdero (Chaco), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Nacho Torres (Chubut), Jorge Macri (CABA), Gustavo Valdés (Corrientes), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Alfredo Cornejo (Mendoza), Carlos Sadir (Jujuy), Marcelo Orrego (San Juan) y Claudio Poggi (San Luis).

El ministro del Interior, Guillermo Francos (EFE/ Maximiliano Vernazza/)
El ministro del Interior, Guillermo Francos (EFE/ Maximiliano Vernazza/) (MAXIMILIANO VERNAZZA/)

Las negociaciones son con los gobernadores del PRO y la UCR y con cuatro bloques de la oposición colaborativa con el Gobierno. El jueves pasado, un grupo de legisladores de esos espacios se reunieron en el despacho de Martín Menem, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, con Pablo Quirno, secretario de Finanzas de la Nación, y Carlos Guberman, secretario de Hacienda de la Nación. Los diputados le entregaron un borrador que contenía las reformas que pedían hacer a la Ley Ómnibus. Los emisarios del Gobierno quedaron en revisar el documento y dar una respuesta. Eso sucedió el domingo a última hora. Ayer por la mañana, la oposición inspeccionó el escrito de la Casa Rosada y diseñó una estrategia conjunta de resistencia.

El corazón del reclamo está en el paquete fiscal incluido en el mega articulado. Observado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Milei tiene como desafío alcanzar el 2% de superávit fiscal primario. Eso implica un ajuste fuerte del gasto público, que lo ejecuta para lograr el déficit cero y, eventualmente, caminar hacia una meta superavitaria. El camino que eligió el Gobierno para conseguir ese objetivo es aumentar la recaudación a partir de aumentar los derechos de exportación a las economías regionales, al agro y a la industria. Además, avanzar en actualizaciones discrecionales a las jubilaciones a partir de eliminar la fórmula de movilidad previsional. No obstante, el Jefe de Estado aceptó ayer retroceder en esos puntos.

Los puntos de conflicto

Por un lado, dejó en cero las retenciones a las economías regionales. Pero sostiene los derechos de exportación para productos del agro y la industria. El articulado original contempla una actualización de las retenciones al maíz y al trigo, que pasaría del 12% al 15%, el girasol y la carne también llegarían a ese porcentaje. Mientras que la soja aumentaría dos puntos el gravamen para quedar en 33%. Ese apartado puso en pie de guerra a los gobernadores de provincias productoras vinculadas al campo, del centro del país. Por eso, pusieron el grito en el cielo desde Martín Llaryora, de Córdoba, hasta el santafesino Pullaro.

Jura Diputados
Martín Menem, presidente de la Cámara de Diputados (Maximiliano Luna)

Otros de los temas discutidos con Francos anoche, en una reunión que duró poco más de dos horas y terminó pasadas las 22, fueron el régimen pesquero, la situación de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, la compensación que exigen los gobernadores por la quita del Impuesto a las Ganancias. Los líderes provinciales cuestionaron al ministro del Interior porque el blanqueo contenido en la Ley Ómnibus no es coparticipable. De la recaudación de Ganancias, el Estado central distribuye a las provincias el 57%, lo cual implica un 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los gobernadores acordaron actuar colectivamente para ser más efectivos en la presión la Gobierno. Por eso, todos respaldaron a Jorge Macri cuando pidió que la situación de la coparticipación de la Ciudad sea incluida en la discusión. El Jefe de Gobierno porteño exige que la Nación cumpla con la medida cautelar de la Corte Suprema de Justicia, que dispuso a la Casa Rosada a pagarle el 2,95% de la masa coparticipable en forma de goteo diario a través del Banco Nación. En paralelo, el Estado central le adeuda $450 millones a CABA por incumplir con esa sentencia desde diciembre de 2022.

Lo propio sucedió cuando Nacho Torres insistió en hacer retoques al régimen de pesca. Por el desacuerdo, los distritos pesqueros exigen que a esta altura el Gobierno retire ese capítulo de la Ley Ómnibus y habilite discutir aparte la Ley de Pesca. El gobernador de Chubut y el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, -ambos del PRO- manifestaron ayer su disenso sobre el tema. El punto de mayor conflicto es que el proyecto del Ejecutivo “discrimina” a la pesca nacional en las licitaciones, que dan un guiño a la pesca internacional. Un grupo de empresarios y sindicatos pesqueros de esa ciudad balnearia de la provincia de Buenos Aires viajará a la Ciudad para reunirse con Cristian Ritondo, jefe de la bancada del PRO en Diputados, y con Maximiliano Abad, senador nacional de la UCR y aliado de Montenegro en Mar del Plata.

reunión de gobernadores de juntos por el cambio
Los gobernadores de Juntos por el Cambio coordinan una estrategia de presión para que el Gobierno acepte cambios en la Ley Ómnibus

Por la magnitud de la Ley Ómnibus, el Gobierno tiene múltiples frentes de batalla abiertos. Los gobernadores de JxC tienen una buena concepción de Francos como puente con la Rosada. “Guillermo (Francos) tiene toda la onda. El inflexible es el Presidente”, sostuvo ante Infobae uno de los mandatarios presentes en el cónclave de anoche. “Hay que reconocerle a Francos que es un tipo de diálogo y siempre está bien predispuesto con los gobernadores”, apuntó otro.

Las provincias reclaman que el paquete fiscal de Milei las obliga a afrontar el grueso del ajuste. Exigen equilibrio con Nación y una compensación. Para lanzar un guiño, el Gobierno ingresó hoy al Congreso el proyecto que reinstaura el Impuesto a las Ganancias, bajo el nombre de Ley de Ingresos Personales. Se tratará de un tributo coparticipable y implicaría un alivio para las arcas provinciales. De todos modos, en JxC insisten en que se retire todas las retenciones, se atienda el reclamo de CABA por la coparticipación, se coparticipe el blanqueo y se perfeccione la fórmula de movilidad jubilatoria.

Tras la reunión, los gobernadores acercaron nuevas propuestas de cambio y quedaron volver a hablar con el Gobierno en las próximas horas. Milei busca acelerar las conversaciones para lograr un dictamen de mayoría y que la Ley Ómnibus sea tratada y aprobada en Diputados antes de que termine esta semana.

Javier Milei, presidente de la Nación, busca acelerar la aprobación de la Ley Bases (Photographer: Hollie Adams/Bloomberg)
Javier Milei, presidente de la Nación, busca acelerar la aprobación de la Ley Bases (Photographer: Hollie Adams/Bloomberg) (Hollie Adams/)

Con matices en algunos artículos, en la bancada del PRO son más propensos a acompañar a La Libertad Avanza. Mauricio Macri y Patricia Bullrich presionan en ese sentido. En cambio, la UCR y Hacemos Coalición Federal, liderados por Miguel Ángel Pichetto y con incidencia de gobernadores como Llaryora y Frigerio, amagan con ir con un dictamen propio. Es un escenario complejo para el oficialismo. Sin el apoyo de todos los bloques de la oposición dialoguista, Unión por la Patria, que tiene el bloque mayoritario, puede lograr el dictamen de mayoría. Sería un cachetazo político para el Jefe de Estado.

Estos tironeos políticos suceden a 24 horas del paro y movilización de la Confederación General del Trabajo (CGT), el kirchnerismo, y los movimientos sociales. ¿Habrá sesión con la gente en la calle? Se conocerá en las próximas horas. Los gobernadores de la UCR y del PRO tienen una llave para detrabarle el conflicto a Milei y darle celeridad al tratamiento de la Ley Ómnibus, pero no lo harán a sobre cerrado. La conversación sigue abierta.