Imprimen piel en 3D para eliminar por completo las cicatrices de los humanos

0
17

Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania, también conocida como Penn State, en Estados Unidos, han logrado crear piel viva usando una impresora 3D que puede curar heridas sin dejar cicatrices y hasta podría hacer crecer pelo.

Esta innovación se probó en ratones, donde se repararon daños importantes en su piel de manera efectiva. Dicho avance podría marcar un antes y un después en el mundo de la medicina, especialmente en áreas como la cirugía reconstructiva de cara y los tratamientos para recuperar el cabello en personas.

Bioimpresora de piel

El tejido adiposo, comúnmente conocido como grasa corporal, juega un papel crucial en la innovadora técnica de imprimir en 3D capas de piel viva, de acuerdo con el equipo de investigadores.

Este grupo ha logrado utilizar células adiposas y estructuras de soporte de tejido humano, obtenidas de procedimientos clínicos, para curar heridas en ratas de manera precisa.

Una paciente mujer adulta es revisada por una dematóloga - (Imagen Ilustrativa Infobae)
El área de la cabeza es complicada en cuanto a injertos de piel. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La impresión en 3D de piel por sí misma no es una novedad; sin embargo, los investigadores destacan por ser los primeros en imprimir un sistema completo de piel de múltiples capas, incluyendo la hipodermis, durante una cirugía.

Este método promete una reparación inmediata y perfecta de la piel dañada, sin dejar cicatrices, según indican los investigadores.

Anteriormente, el quipo había empleado dos tipos de biotintas para imprimir simultáneamente tejidos duros y blandos, con el fin de reparar daños en el cráneo y la piel de roedores.

Ahora, han avanzado un paso más al partir de tejido graso proveniente de pacientes quirúrgicos, del cual extrajeron la matriz extracelular – que brinda estructura y estabilidad al tejido – para crear un ingrediente clave de la biotinta.

Un quirófano con médicos operando a un paciente - (Imagen Ilustrativa Infobae)
La impresión se realizó con un componente llamado biotinta. (Imagen Ilustrativa Infobae)

El segundo componente de esta biotinta se basa en células madre extraídas del tejido adiposo, las cuales tienen la capacidad de transformarse en diferentes tipos de células bajo condiciones adecuadas.

Además, incluye un tercer elemento: una solución coagulante con fibrinógeno, que facilita la unión de los demás ingredientes en el sitio de la lesión. Estos componentes se colocan en compartimentos distintos de la bioimpresora, permitiendo a los investigadores bastante precisión en la ejecución de la nueva piel.

“Con esta técnica, imprimimos directamente sobre la lesión para formar la hipodermis, que no solo contribuye a la cicatrización de heridas y la formación de folículos pilosos, sino que también tiene un papel en la regulación de la temperatura, entre otras funciones”, indicó Ibrahim T. Ozbolat, investigador principal de este trabajo presentado en la revista Bioactive Materials.

Imagen representativa de tratamientos faciales y corporales no invasivos, destacando opciones como el botox para rejuvenecer la piel. Estos procedimientos ofrecen alternativas seguras para mantener la belleza sin cirugía. (Imagen ilustrativa Infobae)
A pesar de los avances en impresión de 3D de piel, el área de la cabeza seguía siendo un reto. (Imagen ilustrativa Infobae)

Piel en 3D

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y está siempre renovándose. Su rol principal es actuar como barrera protectora contra agentes externos tales como bacterias, sustancias químicas y cambios de temperatura.

Está formada por tres capas distintas: la epidermis que es la capa visible en la superficie, la dermis que se encuentra en medio y la hipodermis, la capa más profunda. La hipodermis, compuesta por tejido conjuntivo y grasa, juega un papel crucial en brindar soporte y protección, especialmente al cráneo.

Aquí también es donde se encuentran las raíces de los folículos pilosos, los cuales son estructuras complejas desde donde el pelo comienza a crecer.

Imagen de un tratamiento de belleza no invasivo para el cuidado de la piel en verano, promoviendo una renovación estival sin procedimientos quirúrgicos. (Imagen ilustrativa Infobae)
La hipodermis es la capa base de la piel. (Imagen ilustrativa Infobae)

“La hipodermis es esencial en el proceso que transforma las células madre en grasa, un mecanismo clave para muchos procesos importantes, incluyendo la cicatrización de heridas. También es fundamental en el ciclo de vida del folículo piloso, específicamente ayudando al crecimiento del pelo”, dijo Ozbolat.

Aunque la cirugía plástica y reconstructiva ha avanzado mucho, restaurar completamente la piel perdida en el área de la cabeza y el rostro sigue siendo un desafío significativo debido a las complicaciones con los injertos de piel, que pueden no solo fallar sino también dejar cicatrices y resultar en pérdida de cabello permanente.

“Este estudio ha demostrado que es posible generar cabello con piel bioimpresa de grosor total en ratas. Nos acerca un paso más a lograr una reconstrucción que luzca natural y estética de la cabeza y el rostro en humanos”, indicó Ibrahim T. Ozbolat.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí