Xbox Series S vs. Xbox Series X: ¿Cuál es la mejor opción?

0
33
Las dos consolas de Xbox tienen amplias diferencias, pero pueden ejecutar los mismos juegos de última generación. (XBOX)
Las dos consolas de Xbox tienen amplias diferencias, pero pueden ejecutar los mismos juegos de última generación. (XBOX) (XBOX/)

Las diferencias entre las versiones actuales de PlayStation 5 son pocas, en comparación con las dos consolas de última generación que tiene Xbox actualmente en el mercado. Si bien ambas pueden ejecutar juegos recientes, entre la Series S y la Series X hay mucha distancia y experiencias diferentes.

Así que a continuación ofrecemos una guía para entender esas diferentes y que los usuarios puedan entender qué consola les conviene más, según su perfil y las posibilidades de compra que tengan.

Precio

Este es un factor importante a tener en cuenta, porque marcará la elección de muchos. La Xbox Series X, la consola más potente y de gama alta, se presenta con un precio de 549 dólares, mientras que la Xbox Series S tiene un valor 299 dólares en su versión de 512 GB y de 349 dólares la de 1 TB.

Diseño

Ambas consolas están diseñadas para colocarse de manera vertical u horizontal sin afectar su rendimiento. Sin embargo, la Series S es más compacta y angosta, por lo que es un 60% más pequeña que la Series X, que tiene un estilo similar al de una nevera pequeña.

Además, la Series S actualmente está disponible en color blanco o negro, ya que Xbox lanzó en 2023 el modelo carbon black con una mayor tamaño de almacenamiento.

Las dos consolas de Xbox tienen amplias diferencias, pero pueden ejecutar los mismos juegos de última generación. (XBOX)
Las dos consolas de Xbox tienen amplias diferencias, pero pueden ejecutar los mismos juegos de última generación. (XBOX) (XBOX/)

Rendimiento y especificaciones

Ya entrando en el técnico, las diferencias se hacen mucho más evidentes. La Xbox Series X está equipada con un procesador AMD Zen 2 de ocho núcleos a 3,8 GHz, 12 teraflops de potencia gráfica y 16 GB de RAM GDDR6. Esto le permite ejecutar juegos a resolución 4K de forma nativa y alcanzar hasta 120 fps.

Por otro lado, la Xbox Series S es la opción más accesible y por ende sacrifica rendimiento para ofrecer un precio más bajo y diseño compacto. La consola tiene el mismo procesador, pero con una velocidad reducida de 3,6 GHz, 4 teraflops de potencia gráfica y 10 GB de RAM GDDR6. Su resolución máxima es de 1440p.

Ambas consolas comparten características avanzadas como el trazado de rayos, frecuencias de actualización variables (VRR) y sombreado.

Almacenamiento

La Xbox Series X incorpora un SSD interno de 1 TB y es compatible con unidades externas USB 3.1. Por otro lado, la Series S, en su versión inicial, tiene una memoria SSD de 512 GB, lo que puede limitar un poco la cantidad de juegos instalados, aunque eso dependerá de las exigencias del jugador y si necesitar tener más de siete títulos instalados al mismo tiempo.

Esta consola puede ejecutar juegos de la novena generación a un precio más bajo, aunque solo en formato digital.
Las dos consolas de Xbox tienen amplias diferencias, pero pueden ejecutar los mismos juegos de última generación. (XBOX)

Como solución, Xbox lanzó la versión carbon black, que es un modelo de la Series S con capacidad de 1 TB de almacenamiento.

Ambas consolas presentan una ranura de expansión para una unidad de disco propietaria adicional, la tarjeta de expansión de almacenamiento Seagate para Xbox Series X/S, que asegura un rendimiento óptimo y todas las funciones de nueva generación.

Unidad lectora de disco

Ambas consolas ofrecen características como la frecuencia de refresco variable (VRR), modo de baja latencia automática (ALLM), HDR, Dolby Vision y Dolby Atmos. Sin embargo, la Series X cuenta con una unidad Blu-ray 4K Ultra-HD, permitiendo a los usuarios disfrutar de juegos físicos.

La Series S, por otro lado, prescinde de una unidad de disco física, por lo que solamente puede ejecutar títulos digitales, lo que a algunos usuarios puede molestar, por los diferentes beneficios que dan los juegos físicos, especialmente al ser consolas retrocompatilbes con Xbox One y Xbox 360.

Mando

Si bien ambas consolas son compatibles con el mando de la generación actual, la Series X incluye en su caja un control negro y la Series S uno blanco, igual al color del dispositivo. Además, en ambas se pueden usar los mandos antiguos de Xbox One.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí