El presidente del Conicet: “El funcionamiento y el presupuesto están garantizados, los científicos pueden dormir tranquilos”

0
26

Daniel Salamone abrió los números del presupuesto estimado del organismo gubernamental y trazó los lineamientos de gestión hacia el futuro. “Hay que luchar contra el desánimo que algunos sectores quieren instalar sobre la ciencia argentina desde que asumió este gobierno”, disparó.

De aquel “afueraaa el Conicet del Estado” del presidente Javier Milei antes de ser electo presidente hasta hoy, en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) pasaron cosas. Lo que no cambió es el estilo apasionado y comprometido de su presidente, Daniel Salamone -médico veterinario graduado en la Universidad de Buenos Aires y doctorado en biotecnología en la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos- por mantener encendida y virtuosa la llama de un organismo gubernamental que es un activo prestigioso para el país y que tiene mucho para dar a la sociedad.

En diálogo exclusivo con Infobae, Salamone explicó: “La ejecución del presupuesto del Conicet 2024 está garantizado, y no es cierto que lo vamos a desfinanciar o achicar. Y me refiero a todos los puntos que impactan en un presupuesto grande para las 27 mil personas que lo integran: los sueldos, las paritarias, los insumos para los investigadores y tantas cosas más. No se le debe un peso a nadie. Y en el caso de las becas, hubo un aumento junto a salarios, según las últimas paritarias”.

“Me importa llevar tranquilidad a todos los institutos científicos que integran el Conicet, acerca de que el presupuesto estimado 2024 está garantizado y está siendo ejecutado en tiempo y forma. Ya ejecutamos el 41%, es decir que los científicos pueden dormir tranquilos”, agregó Salamone.

Sobre todo luego de haber quedado molesto por una carta que circuló esta semana, en el marco de una visita oficial al Reino Unido, con la firma de un grupo de más de 30 renombrados científicos argentinos que residen en ese país europeo, y forman parte de la Red de Científicos Argentinos en el Reino Unido (RCARU).

Con ellos mantuvo un encuentro cordial en la Embajada Argentina en Londres, y en la carta una parte de los investigadores que participaron de la reunión -no todos- expresaron “su preocupación por la situación que atraviesa el sistema científico y tecnológico argentino”. Pero la cabeza de Salamone está puesta en lo que vendrá.

“Hay que luchar contra el desánimo que algunos sectores quieren instalar sobre la ciencia argentina desde que asumió este gobierno”, disparó Salamone. “Quiero hacer ciencia en el Conicet basada en la evidencia -el mantra para cualquier investigador del mundo-, y no basada en opiniones o relatos”.

Presupuesto estimado 2024

La ejecución del presupuesto previsto del CONICET para 2024 asciende a un total de $450.748.192.028 y la torta quedó repartida de la siguiente forma: la mayor parte, el 75% está asignado a “Gasto del personal” ($341.877.969.183).

En segundo lugar, se ubican las “Becas”, que comprende el 21,37 % del gasto ($96.308.600.659). En tercera posición, aparecen las “Transferencias corrientes”, representadas en un 1,89 % del total. ($8.525.421.287). Luego siguen los siguientes ítems: “Transferencias Capital”, con el 0,65 % ($2.938.480.00.); “Funcionamiento de la sede”, que comprende el 0,20% ($912.802.899) y “Equipamiento de la sede”, con el 0,04% ($185.191.000).

El CONICET fue fundado en 1958 bajo la dirección de científico Bernardo A. Houssay, ganador del Premio Nobel. Según las últimas cifras oficiales, el organismo cuenta con 27.000 empleados distribuidos a lo largo del país, desde la Antártida hasta Jujuy. Con más de seis décadas de historia, la institución ha trabajado en colaboración con diversas universidades y organizaciones internacionales, buscando fomentar la innovación y el avance del conocimiento.

El mantra de la gestión Milei, “no hay plata”, también le obliga al CONICET a buscar ideas creativas para bajar los costos de una infraestructura cara por la dimensión del organismo. “Sería mentiroso no decir que la situación económica del país no impacta en el funcionamiento de organismo, impacta en las compras de insumos, la ciencia tiene muchos costos dolarizados. A la vez le buscamos la vuelta, ahora, por ejemplo, queremos ahorrar en electricidad y buscar comprarla a mejor precio con algunas distribuidoras. Es importante mejorar el rendimiento del dinero: llegué con 2000 mil millones de pesos en la caja chica, y hoy hay 7000 mil millones de pesos”, precisó Salamone.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí