El asalto de las tropas israelíes al mayor hospital de Gaza

0
111

Tropas israelíes tomaron este miércoles por asalto el hospital más grande de la Franja de Gaza, donde cientos de palestinas y palestinos, incluidos recién nacidos, están atrapados sin electricidad y casi sin provisiones. La ONU se manifestó «horrorizada» por este hecho, que forma parte de la ofensiva israelí contra Hamas, y urgió a Israel a proteger a los civiles, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo estar «extremadamente preocupado» por la situación y la OMS remarcó que los ataques a hospitales son «totalmente inaceptables».

Un periodista colaborador de la agencia de noticias AFP que está dentro del Hospital Al Shifa de Gaza contó que decenas de soldados israelíes, algunos de ellos encapuchados y disparando al aire, ordenaron rendirse a los gazatíes refugiados allí. «‘Todos los hombres de 16 años en adelante, manos arriba y salgan de los edificios hacia el patio interior para rendirse’, decían por medio de altavoces, en árabe, los soldados israelíes a los pacientes», relató el trabajador de prensa.

Columnas enteras de palestinos, con las manos al aire, se trasladaron al patio del hospital desde el servicio de quemados, la maternidad (blanco reciente de disparos), el departamento de cirugía y hasta el servicio de diálisis, dijo el periodista de AFP.

Mujeres y niños fueron cacheados en medio del susto y del llanto por los soldados israelíes. Algunos, describió el trabajador de prensa, tuvieron incluso que pasar por un puesto equipado con una cámara de reconocimiento. Todo esto, supervisado por tanques apostados en el interior del complejo de salud, incluso frente al servicio de emergencias.

Preocupación en la OMS, la ONU y la Cruz Roja

«Los hospitales no pueden ser campos de batalla y estamos extremadamente preocupados por la seguridad del personal y de los pacientes», afirmó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, al calificar los ataques al hospital de Al Shifa como «totalmente inaceptables».

El experto etíope aseguró que la OMS ha perdido el contacto con el personal de Al Shifa y lamentó que llevan tres días sin recibir información actualizada sobre muertos y heridos en la franja, «lo que dificulta nuestra capacidad para evaluar el funcionamiento del sistema sanitario».

«Lo que sí sabemos es que solo la cuarta parte de los hospitales de Gaza siguen funcionando y 26 de 36 han cerrado debido a los daños sufridos por los ataques o porque se han quedado sin combustible», advirtió el máximo responsable de la OMS en su rueda de prensa semanal.

Martin Griffiths, jefe de la Oficina de la ONU para la coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), afirmó por su parte que estaba «horrorizado» por las informaciones acerca de operaciones militares en el Hospital Al Shifa. «La protección de los recién nacidos, los pacientes, el personal médico y todos los civiles debe primar sobre todas las demás cuestiones», escribió en la red X.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en tanto, indicó en un comunicado que «está extremadamente preocupado por el impacto en los enfermos y en los heridos, en el personal médico y en los civiles».

Símbolo de sufrimiento de civiles palestinos

El hospital, que se ha convertido en un símbolo del sufrimiento generalizado de los civiles palestinos durante la guerra que comenzó el 7 de octubre con mortíferos ataques de Hamas en Israel, está en el centro de narrativas opuestas sobre quién es el culpable de las miles de muertes y la destrucción generalizada en el territorio palestino asediado y sometido a bombardeos.

Israel acusa a Hamas de usar a civiles como escudos humanos, en hospitales y otros lugares, mientras que los palestinos y organizaciones internacionales acusan a Israel de violar las normas internacionales de la guerra en su intento de erradicar al grupo.

El director de los hospitales de Gaza, doctor Mohammed Zaqout, dijo que había tanques israelíes en el complejo y que soldados habían ingresado a los edificios, incluidos los departamentos de emergencia y cirugía, donde hay unidades de cuidados intensivos. «No se ha disparado ni una sola bala desde el interior del hospital durante la irrupción de las fuerzas de ocupación en el complejo», aseguró, en referencia al Ejército israelí, en declaraciones a la cadena de noticias qatarí Al Jazeera.

El doctor denunció que los soldados abrieron fuego contra personas que intentaron abandonar uno de los pasillos del hospital, donde hay cientos de médicos, pacientes, recién nacidos y palestinos desplazados por los combates y los bombardeos.

Por su parte, el vocero del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf al Qidra, indicó que los soldados dijeron que buscaban túneles y centros de mando que, según Israel, Hamas tiene dentro y debajo del hospital, algo que niega el grupo islamista que controla Gaza.

El director general de la Oficina de Medios del Gobierno de Hamas en Gaza, Ismail al Zauabta, opinó que la operación militar israelí en Al Shifa, que está sin luz desde el fin de semana pasado, era un «crimen de guerra».

Qué dice el Ejército de Israel

Más temprano, el Ejército israelí informó en un comunicado que llevaba a cabo una operación «precisa y selectiva contra Hamas en una zona específica del Hospital Al Shifa». La nota agregó que entre las fuerzas participantes en el asalto figuran «equipos médicos y personas que hablan árabe, con entrenamiento en ambientes complejos con la intención de no causar daños a los civiles».

Según explicó la fuerza, la ofensiva busca derrotar a Hamas y liberar a los 240 rehenes, entre ellos una veintena de argentinos y decenas de niños, que tomó en sus ataques en Israel del 7 de octubre, que dejaron unos 1.200 muertos, en su mayoría civiles.  En los bombardeos en Gaza, en tanto, murieron 11.200 palestinos, entre ellos unos 4.600 niños, mientras que 1,6 de los 2,4 millones de habitantes del enclave tuvieron que abandonar sus casas.

En el comunicado, que dice que el Ejército entregó al hospital «incubadoras, papilla y suministros médicos», la fuerza recordó también que durante semanas advirtió que la presencia de Hamas en el hospital lo transformaba en un objetivo militar legítimo y que el grupo islamista no detuvo su «abuso ilegal» del centro médico.

Este martes, la Casa Blanca sostuvo que fuentes de inteligencia estadounidenses corroboraron la afirmación israelí de que Hamas y el grupo islamista Yihad Islámica cuentan con un centro de mando debajo del Hospital Al Shifa. Hamas lo niega, y ha reclamado en varias ocasiones una visita de comisiones de investigación internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí