“Santi Muk”, el joven santiagueño que llevará su música al Lollapalooza y al Cosquín Rock

0
31

La magia de Las Termas, la humanidad de Santiago del Estero y los detalles de cómo -con su esencia- supo abrazar el éxito que lo posicionó como uno de los artistas emergentes de la música en Argentina.

Soñador, aventurero y visionario son algunos de los calificativos que definen a este joven artista santiagueño. Nacido en la ciudad de Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) como Santiago Mukdise, creció con un vínculo cercano a la música -entre danzas e instrumentos- y rodeado de folclore, un género que en ese tiempo no comprendía y que -con humildad- descubrió en él un mundo de múltiples aprendizajes. En una entrevista íntima y exclusiva, le contó a Diario Panorama detalles de la historia de ese “changuito termeño” que nunca dejó de creer en sí mismo y que en 2024 se subirá a los escenarios del Lollapalooza y Cosquín Rock: “Santi Muk”.

“Hago música desde muy chico, siempre escribí canciones y eso me atravesó de una manera muy sensible porque era un lugar donde podía descargarme y a la vez encontrarme”, comenzó revelando. “En Santi Muk encontré un nombre… es la parte que destiné para ser visible y también refugiarme… es quien soy, es mi esencia de siempre y lo que yo decido mostrar”, así se definió ante El Portal Líder de Información.

Consultado por su vínculo con el mundo de la música, Santi Muk habló -visiblemente emocionado por los recuerdos- de su infancia en Termas de Río Hondo y contó que estuvo relacionado al folclore y que de pequeño le llamaba la atención el bombo y bailar con los más grandes. A diferencia de esa etapa de su vida, en la adolescencia se vio más atraído por la música internacional y su parte folclórica pasó a segundo plano.

“En ese momento al folclore no lo entendía pero con humildad descubrí un mundo increíble… tiene una sensibilidad y una profundidad en su manera de contar historias y transmitir, que luego de estudiar y vivir de la música entiendo por que conectaba tanto con eso”.

Con el correr de los años se rodeó de música diversa y eso le permitió generar sus propios conceptos. En su casa su mamá escuchaba desde Callejeros hasta Sabina -sumado a sus gustos personales- y en la escuela oía música clásica y folclore.

“Siento que tengo la suerte de ver la música como tal y no como géneros. Yo digo que hago pop, porque todo tiene una melodía popular… pero me divierte la música y dentro de los géneros se puede encontrar muchas herramientas para seguir explorando. Soy un artista independiente, directo y poco metafórico a la hora de escribir, no tengo discográfica y todo lo hice a pulmón”.

UN SALTO AL VACÍO Y DOS CONCEPTOS CLAVES

Una serie de momentos fue el pilar clave en el que Santi Muk se apoyó para brindar detalles de cómo y cuándo decidió ir por sus sueños y enfrentar un futuro en la música con final totalmente incierto.

A sus 6 años comenzó a tomar clases de guitarra. A los 12 ingresó a la Escuela Superior Provincial de Educación Artística Nº 3 (ESPEA) y desde allí avanzó a paso firme con la formación de bandas con amigos: rock, cumbia y composiciones propias.

Tras salir de la secundaria, se instaló en la provincia de Tucumán para estudiar economía ante su “miedo por la música”. Según contó, le iba bien pero “en medio del proceso de estudio -para rendir un exámen final- agarré la guitarra para distenderme, grabé un cover y lo compartí en las redes”.

“En ese momento lo etiqueté a Marco Mares -cantante mexicano autor de la canción que interpretó- y me sorprendió su respuesta, su halago y su vida… no era multimillonario pero hacía lo que ama”, expresó y dijo que “ese fue el momento en el que me replanteé continuar estudiando”.

“Hablé con mamá y se sorprendió de mi elección por la economía porque siempre me vio potencial para la música. En cambio mi papá me dijo que debía estudiar economía y tener la música como hobbie porque cuando pasa a ser tu trabajo se vuelve complicado”, contó Santi Muk y agregó que a raíz de esas palabras nació una forma de vida que aún lo acompaña: “Si yo le pongo esfuerzo a lo que quiero, va a salir”.

Una vez fuera de economía se mudó a Córdoba, donde estudió composición en la Universidad Nacional (UCA) y producción en La Colmena. Instalado en esa provincia, fue entonces cuando surgió otro desafío por parte de un amigo que le dijo: “Hasta que no saques música propia no te voy a tomar en serio”.

Ante la idea de no pedirle dinero a sus padres, aprendió a producir y con tan solo un micrófono, una placa y una computadora nació su primera canción que salió a la luz en medio de una estrategia personal: en sus redes sociales expuso “si llega a los 1000 MG la comparto”. Finalmente alcanzó las 10.000 reproducciones en Spotify en una semana. De esta manera, nunca más paró y nació otra forma de vida que aún lo acompaña: “No voy a poner excusas y lo voy a hacer”.

DE ESTUDIAR ECONOMÍA AL NICETO: SU PRIMER SHOW

Completamente alejado de la economía, el camino de Santi Muk avanzó impulsado por su convicción. En la entrevista con Diario Panorama, el joven oriundo de la ciudad spa recordó la primera vez que se subió a un escenario -a los 6 años- y eso le dió el pase directo para hablar de lo que significó su primer recital propio en Niceto Club.

“Es uno de los escalones en el camino de los músicos y el 27 de mayo de 2023 tuve ahí mi primer show, el más importante para mí. Fue salir a vender 1.000 entradas -la capacidad completa- y decir ´soy solo yo, no hay nadie más´ y lo mejor llegó con el sold out”, contó emocionado.

En este sentido, el cantante y productor destacó la participación de su banda y de los invitados. Además, se refirió a su reacción al ver trabajando a 20 personas para ese proyecto. “Siempre hice música y de repente que eso genere trabajo es una locura”, expresó y recordó los tiempos en los que la autogestión era trascendental en la previa de cada show.

PRÓXIMA PARADA: LOLLAPALOOZA Y COSQUÍN ROCK

“Siempre supe que eran cosas que me iban a pasar y es un orgullo llevar la bandera de Termas y de Santiago”, así comenzó a referirse Santi Muk a la magnitud de lo que conlleva formar parte de dos mega festivales como lo son el Lollapalooza y Cosquín Rock.

Consultado por ambas posibilidades, el músico contó que se dió “gracias a que le puse amor al proyecto y mucha gente se acercó con buenas intenciones”. Seguidamente ahondó en detalles y dijo que tras ser telonero de dos shows de la banda australiana «5SOS» en el Luna Park, los organizadores de esos recitales fueron quienes lo convocaron.

“Me dijeron ´es un lujo trabajar con ustedes todo el tiempo dan lo mejor´ y pienso que esas son las cosas que a uno lo conducen”. Ante esto, también expresó que define a ambas oportunidades como “premios y mimitos muy hermosos” pero destacó que tiene en claro que son “premios para ayer” porque son cosas por las que ya se trabajó.

“Lo agradezco eternamente porque ver mi nombre a la par de Slash o Blink-182 es una locura, gracias. Tampoco me enrosco demasiado porque eso no es todo, hay que seguir trabajando, la música me sigue atravesando y no lo hago solo por eso, pero sé que son picos dentro de una línea constante”.

También las swifties argentinas se expresaron en las redes sociales sobre la muerte de Ana Clara Benevides, junto al posteo de Thiago Guito, amigo de la joven fallecida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí