Image default

Murió Gustavo Martínez, expareja de Ricardo Fort que tenía la tutela de sus hijos: investigan si fue suicidio

El hombre se tiró de un piso 21. Tras la muerte del mediático empresario chocolatero, estuvo a cargo de sus hijos, Martita y Felipe Fort

Gustavo Martínez, ex pareja del empresario mediático fallecido Ricardo Fort y a cargo de la tutela de sus hijos Marta y Felipe, murió este miércoles tras caer de un piso 21 de un edificio del barrio porteño de Belgrano.

Fuentes policiales informaron a NA que el hecho se produjo en la calle Sucre al 1900 y trabaja en el lugar personal de la comisaría 13 A de la Policía de la Ciudad, aunque el episodio por ahora es caratulado como «averiguación de muerte dudosa».

Martínez se hizo cargo delos hijos de Ricardo Fort, tras su muerte ocurrida el 25 de noviembre de 2013.

Fuentes oficiales indicaron que efectivos de la Comisaría Vecinal 13A de la Policía de la Ciudad se trasladaron de urgencia al lugar, donde personal del SAME constató la muerte de Martínez.

La investigación del hecho, en una causa caratulada hasta el momento como averiguación de causales de muerte, quedó a cargo de la fiscal Laura Belloqui, de la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N°59, que dispuso también la intervención de una brigada de la División Homicidios de la fuerza porteña.

Ricardo Fort: 5 datos curiosos de su vida

Ricardo, Ricky, El comandante, quizás el más conocido del clan Fort para el mundo mediático. Su vida fue acelerada y mediática. Tuvo una faceta de empresario, otra de padre, otra de artista que siempre quiso ser.

Según la revista Forbes, teniendo en cuenta distintas variables (convocatoria, facturación, repercusión en redes sociales), Ricardo Fort era una de las personalidades con más influencia en el mercado del show business argentino.

Contaba con una importante fortuna, abundante presencia en Internet, casi medio millón de seguidores en Twitter, además de que era un importante accionista de una de las empresas de golosinas más destacadas del país, lo que lo situaba entre el décimo​ y el primer lugar de la lista.

5 datos curiosos sobre la vida de Fort

  1. Sus ganas de ser artista

Antes que en la estrella mediática en la que terminó convirtiéndose, Fort quería ser un artista profesional. Fue convocado por Marcelo Tinelli en 2009 para El musical de tus sueños, donde mostró algunas de esas virtudes. Sin embargo, perdió ante Silvina Escudero en una definición marcada por su tenso enfrentamiento con Matías Alé, por aquella época novio de la bailarina.

Mucho antes de que eso sucediera, fue Don Carlos Augusto Fort quien trató de cumplir el sueño de su hijo. Él se contactó con Ramón Ortega, quien aceptó tomarle una prueba al pequeño Ricardo en Miami.

Luego de escucharlo entonar un par de temas el veredicto de Palito fue contundente: «Cantás bien… pero no transmitís». El aspirante masticó bronca, aceptó las críticas y se perjuró mejorar. Estudió para eso durante años y años. Lo intentó por todos los medios. Se dio el gusto de hacerlo en televisión, sí, pero más allá de ShowMatch, lo consiguió solventando sus propios musicales, siendo el dueño del micrófono. «Siempre luché para ser famoso, pero la vida me quitó el poder de demostrar lo que sé», lamentó, poco antes de su final. Porque Ricardo buscó esa consagración hasta su último suspiro.

  1. La ostentación como forma de vida

Ricardo Fort nació como heredero de la chocolatera Felfort y siempre vivió una vida con dinero a su alrededor. Así fue que vivió haciendo ostentación de su riqueza.

Sus relojes, sus joyas, sus tapados de piel, sus autos, eran siempre motivo de ostentación para Ricky, pero no siempre fue así.

El pequeño Ricardo, cuando iba al colegio, iba en colectivo a tomar sus clases. Una vez contó esa anécdota en una entrevista con la periodista Pía Shaw. Dijo que «lo tomaba a las 6.30 de la mañana después de haberme levantado a las 6, y me quedaba dormido con la cabeza apoyada contra la ventanilla».

  1. Su faceta de empresario (y la de su padre)

Según contó alguna vez el propio Ricardo Fort, Felipe Fort, su abuelo, creó la empresa y la dejó casi quebrada. Él relató que fue Carlos Fort, su padre, quien la hizo crecer de manera exponencial.

«Mi papá era un tipo muy inteligente, pero conmigo era muy frío. Quería que yo laburara en la fábrica», recordó en una entrevista, en referencia a que fue empujado a continuar con el negocio familiar.

Con el tiempo «el comandante» pasó a ocupar el puesto de jefe de desarrollo de productos de Felfort. «Yo cambié la imagen de la empresa -se ufanaba Ricardo-. Conozco todos los secretos de la fábrica, pero no es lo mío. Lo mío es cantar».

  1. El «Che» Fort

Fue en El musical de tus sueños donde Ricky Fort se puso en la piel de Ernesto «Che» Guevara. Allí hizo su propia versión de «No llores por mí, Argentina», recreando la escena del célebre y polémico filme de Alan Parker. Aquella noche Fort se llevó varios aplausos con caracterización, aunque el verdadero premio le llegaría mucho tiempo después, cuando pasó a ser El Comandante.

5. El Ricky y el Padre

El mismo hombre que nació en cuna de oro armó con sus propias manos las camas donde durmieron por primera vez sus hijos.

Lo hizo en la ciudad de Los Ángeles, allí donde en febrero de 2004 nacieron los pequeños Martita y Felipe, a través del método de subrogación de vientre.

Ricardo Fort hizo todo ese trabajo mientras sus hijos se recuperaban en la incubadora, mientras los pequeños se fortalecían para salir a la vida y se preparaban para irse con él a su casa.

Bella y Fachero eran los apodos que Fort les había puesto a sus pequeños, que nacieron el 2004 y actualmente tienen casi 17 años.

 

+Noticias

Por primera vez en dos años no hubo muertos por coronavirus en Argentina

Radio Hit Online

Desvalijaron la casa de Gladys la Bomba Tucumana

Radio Hit Online

Indec: la inflación de marzo fue del 6,7% la más alta en tres décadas

Radio Hit Online