Image default

Una serpiente devoraba un ciempiés en los Cayos de la Florida, pero terminó pagando un alto precio

Una serpiente de una especie poco vista que trataba de disfrutar una merienda en un parque de la Florida, pero terminó pagando un alto precio.

Según una publicación en Facebook de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC), una persona que visitaba el lugar, se encontró con el reptil muerto en un sendero del Parque Estatal de Arrecifes de Coral John Pennekamp, ubicado en Key Largo.

Al parecer, la última comida de la serpiente, un ciempiés gigante de los Cayos, estaba todavía en la boca abierta de la serpiente, con una parte dentro y otra afuera.

Funcionarios de la FWC identificaron a la serpiente de color naranja como una rim rock crowned, una especie endémica del sur de la Florida. La última vez que estas pequeñas criaturas fueron vistas fue en el 2015 en Key Largo, cerca del nido de una rata de campo, considerada federalmente una especie en peligro de extinción, señaló un portavoz de la FWC.

La causa de la muerte se determinó como envenenamiento. La FWC dijo que estas especies de serpiente por lo general son inmunes al veneno de los ciempiés, pero “algo malo ocurrió durante el encuentro”.

Estas serpientes viven en áreas rocosas y en pinares en el este del Condado Miami-Dade y de los Cayos. La serpiente, que casi siempre mide entre siete y nueve pulgadas de largo, se halla con frecuencia debajo de escombros, rocas o en cavidades de rocas calizas, de acuerdo con la agencia. Ésta en particular estaba al aire libre, encima de una gran hoja.

Tanto la serpiente como el ciempiés se entregaron a la colección del Museo de Historia Natural de la Florida.

 

 

+Noticias

Conmoción: murió la DJ Carla Tintoré, un ícono de la música electrónica argentina

Radio Hit Online

Papelón: Alberto Fernández repitió el mismo discurso en menos de una semana

Radio Hit Online

Semana de Vacunación de las Américas

Radio Hit Online